Entradas

video de boda en sevilla
, ,

José María+Clara. Boda en colegio San Hermenegildo, hacienda Clarevot [Sevilla, Dos Hermanas]

Las tradiciones militares se establecen para cada rama. Las bodas, tienen tradiciones diferentes dependiendo del rango o de la rama del ejército que se sirvió. Una de estas tradiciones es la ceremonia de las espadas, nos encanta, nos parece espectacular y ofrece una magnífica fotografía. A la salida de la ceremonia, varios militares por parejas alzan sus espadas en alto haciendo tocar la punta de su sable con la de su pareja. Cuando los novios caminan a través del arco de espadas, la última (o penúltima) pareja bajan sus sables y detienen a la pareja invitándole a que se besen mientras una lluvia de arroz y pétalos caen sobre ellos.

“Espadas en alto para recibir a los novios, ya marido y mujer…”

 

Así fue uno de los momentos más especiales de José María y Clara, que un sábado de pasión tuvieron que ‘emigrar’ a Dos Hermanas para darse el ‘si quiero’, ya saben como es Sevilla en Semana Santa. El hotel Vértice amanecía con sus camas llenas de invitados, un café y una buena tostada para coger fuerza para lo que sería un día muy largo. El autobús esperaba para llevarlos a ese antiguo colegio de San Hermenegildo que parecía sacado de una película y en cuyo interior albergaba una preciosa capilla, lista para acoger el intercambio de las alianzas.

 

No nos costó llegar hasta la hacienda, bien señalada, situada en medio de la campiña sevillana y al otro lado de la autopista, Clarebot lucía con sus mejores galas. Todo estaba preparado para la comida y la fiesta. Un servicio impecable del Catering Miguel Ángel que sirvió a los casi 200 invitados en menos de dos horas, lo que nos obligó a apresurarnos en nuestra edición en directo que proyectamos tras unas palabras de agradecimiento de la pareja y familiares. Todo esto antes de volver a salir al exterior, donde el escenario y un grupo musical ‘ochentero’ haría las delicias de los presentes, copa en mano, mientras el sol se escondía tras los muros.

 

Chicos gracias, muchas gracias por toda vuestra atención. Sabemos que el día pasó muy rápido, rapidísimo y que estáis deseando volver a ver una y otra vez estos ‘minutitos’ de vuestra boda. Disfrutadlos y ya sabéis, sed muy felices.