Entradas

, ,

Boda en bodegas Bodegas Diez Mérito e iglesia de la Victoria. Jerez. Sergio + Miriam.

La vida te hace ser duro, te hace ser fuerte, te pone piedras en el camino y te hace madurar. Situaciones en las que te ves inmerso, te preguntas porqué pero nadie te da una explicación, toca asumirla y tirar para adelante. Pero cuando menos te lo esperas, en donde menos te lo esperas, encuentras una luz, una preciosa luz en ese oscuro camino que te ilumina todo, que te ayuda, que te inyecta energía y te hace ver todo diferente, una luz que lo da todo por ti, que lo deja todo por ti, que quiere tenerte a su lado toda su vida. Es entonces cuando aparecen nuevas ilusiones, nueva vida, nuevos proyectos y un sin fin de sonrisas por descubrir.

Nosotros lloramos si, lloramos el día de su boda, nosotros y la gran mayoría de los invitados. Desde el comienzo, desde los preparativos supimos que la boda iba a ser diferente, ellos la querían distinta y así fue. Me encantan este tipo de bodas, nos dan más trabajo pero da igual, miles de detalles, sorpresas y cero protocolo, genial…

En su boda no hubo centros de flores en las mesas, fueron 3 bonitos pececillos los que acompañaron a los invitados. Apareció de la nada un puñado de globos de colores que subieron al infinito. Compañeros con espadas en alto, honores militares para recibir a los recién casados. Una voz de carnaval, un pellizco en la ceremonia, ¡cómo disfrutamos con Jose de Chiclana!, incluido el sacerdote. Era su ilusión y Sergio fue a la ceremonia en moto, en su moto, fueron sólo unas calles, pero disfrutadas como un niño pequeño. Y lo mejor, el primer encuentro, nadie lo sabía, Miriam salió antes de su casa, tenía una cita antes de pisar la iglesia, fueron unos minutos llenos de nervios, de emoción, de sonrisas y de lágrimas, fueron unos momentos íntimos donde la pareja exteriorizó todos los sentimientos contenidos en las horas previas, imposible en una ceremonia religiosa donde las prisas y protocolos no te permiten este mágico encuentro.

La bodega Diez-Mérito acogió un banquete lleno de sorpresas, de sinceros homenajes, de bailes latinos y de una gran fiesta. El tiempo les acompañó, fue un día con una temperatura ideal y todo salió perfecto. Cómo nos contó su padre, ‘habían preparado todo con tanto cariño, que si algo no hubiera salido bien, le hubieran hecho mucho daño’. Este video que os mostramos, lo editamos en el mismo día y fue proyectado antes del primer baile.

Chicos, sois geniales, sois todo corazón, os merecéis toda la felicidad del mundo, seguro que esta nueva vida que emprendéis juntos estará llena de grandes momentos e infinitas sonrisas. Sed felices…

 

En esta ocasión compartimos boda con:

Catering: Juan Carlos

Traje novia: Pronovias

Traje novio: Sastrería Manolo (San Fernando)

Peluquería/Maquillaje: Luis Ferrer, Sara Ferrer

Amenización ceremonia: Jose de Chiclana