Entradas

video de boda en sevilla
, ,

Boda en la Magdalena, Hacienda de la Andrada [Sevilla] Cristina + Pablo

El tiempo ha querido este año ser protagonista en muchas ocasiones. Nubes, chubascos o grandes tormentas han estado presente en los sábados de ‘si quiero’. Estábamos llegando al final de la temporada y el dichoso tiempo volvía a estar en una lista de boda.

Fue en Écija donde comenzamos la jornada. Debíamos de llegar poco antes de Pablo, un detalle para su madre debía ser grabado. Sorpresón en forma de ramo y hasta su cuarto, donde Pablo, con la ayuda de su madre, comenzaba a ataviarse un precioso traje de la firma ‘Lista’.

“La iglesia de la Magdalena y la hacienda La Andrada, un binomio perfecto para una boda 10 en Sevilla…”

Camino de vuelta hacia Sevilla en busca de Cristina. Super tranquila, conversábamos sobre el gran día que le esperaba mientras que el maquillaje y peinado iba tocando su fin. Preciosos estos momentos, nos encantan vivir con las parejas esos cosquilleos que aumentan a la vez que van cayendo minutos del reloj. Todo listo, fuera bata y el ritual del vestido comenzaba de la mano de la propia diseñadora. Luisa Pérez no quiso perderse estos momentos y estuvo presente para que todo saliera perfecto.

La cuenta atrás había terminado. En un marco único como la iglesia de la Magdalena, iban adentrando los numerosos invitados para ocupar sus bancas. En la primera fila, una abuelita con mirada arrugada aguardaba el encuentro con el novio y la triunfal llegada de la novia. Tenor, violín y piano, un trio perfecto para amenizar una preciosa ceremonia.

“Lista y Luisa Pérez fueron las dos firmas que vistieron a esta pareja de novios…”

Nunca habíamos visitado la Hacienda La Andrada y nos encantó. En la carretera de Utrera, a la derecha, se halla un señero cortijo andaluz. Con una bonita capilla y unos espacios bien diferenciados, perfecto para acoger una celebración de más de 300 personas. Aperitivos en un acogedor jardín y camino del salón, momento en que el tiempo volvía a tomar protagonismo y las nubes comenzaban a descargar agua acompañada de truenos sobre los tejados de aquella hacienda, estábamos a salvo, la tregua respetó los tiempos de forma perfecta y habíamos podido disfrutar hasta el momento sin una gota.

Un delicioso menú servido con gran rapidez y eficacia por el catering de la hacienda sirvió de antesala a la fiesta. Los grupos “D’Kalle” y “Turbo Bikini Tornados” animaron sin parar como colofón a una jornada que sin duda, no olvidarán jamás. Nosotros teníamos que volver y así lo hicimos. A duras penas podíamos ver más allá de 10 metros sobre el cristal del coche, una impresionante tormenta eléctrica nos acompañó la hora de camino hasta Jerez.

Chicos, gracias por vuestra confianza. Todo salió de maravilla a pesar de esos partes meteorológicos. Fue un placer formar parte de vuestro gran día. La boda fue espectacular. Aquí tenéis unos minutos para que la recordéis, pronto más. Sed felices.