, ,

F+M. Boda San Martín de Tours, en Arjona, Jaén

Si algo hay que hacer en una boda, eso es pasarlo bien. Mucho tiempo preparando vuestro gran día para que sea una verdadera fiesta, de principio a fin. Familiares, amigos y compañeros, todos volcados con vosotros, los que vienen de fuera, los del pueblo, los que se han comprado un traje nuevo y los que están casi tan nerviosos como ustedes. Todos junto por una misma causa, pasarlo en grande.

Al calor de agosto llegamos a aquel pequeñito pueblo. En el bar donde desayunamos nos preguntaron si veníamos a la boda de Félix, todos sabían que era un día grande en el bloque del Nono’s, allí donde desfilaban escaleras arriba, escaleras abajo, mujeres con batas y rulos puestos, entre olor a pan tostado. El traje estaba listo, un apretón al nudo de la corbata mientras la madrina nos regalaba unas palabras que sonaban a despedida, el ‘porculerillo’ como ella lo llamaba, iba a dar un paso importante en su vida y comenzaron a florecer alguna que otra lágrima.

video-bodas-jaen-arjona02

Mientras, a varias calles de allí, en una casa sonaba una radio alemana. La tranquilidad era la nota predominante en casa de Mamen. Un zumo y pan con Nocilla para llenar un poco el estómago, el día se presentaba muy largo. Un ramo de flores con una nota nos sorprendió, la hora clave se acercaba y lo notábamos por la afluencia de familiares que iban llenando la cocina.

“Desde Arjona arrancaba una jornada que Félix y Mamen no olvidarán jamás. Un video de boda de lo más divertido, porque ellos, sus amigos y sus familiares, lo son…”

Miradas, gestos de complicidad y un coro rociero para amenizar una bonita ceremonia. Tras la puerta, amigos y familiares con cubos de arroz, literalmente, esperaban la salida de los novios. De allí al ayuntamiento de Arjona, donde Félix aprovecho la cercanía de una cabalgata para dejarnos algunos tintes de su simpatía. Al coche y camino de Arjonilla, el salón Las Palmeras acogería un almuerzo lleno de detalles, reconocimientos y sorpresas, de los novios a invitados y al revés, con manteos incluidos.

video-bodas-jaen-arjona03

Para terminar, volvíamos a donde comenzábamos, el pub Nono’s abría sus puertas para acoger la gran fiesta. José Luis con su teclado y su trompeta le daba ritmo a una noche que se preveía larga, muy larga. Chicos, gracias por vuestra acogida, a vosotros y a vuestra familia, se portaron con nosotros de diez. La boda fue divertidísima, tanto o más que vosotros. No dejad nunca de sonreir. Sed felices.

Comentarios

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *