Entradas

video de boda en finca zamora

Desde que comenzamos en esto de las bodas, tuvimos claro no abarcar mucho más de lo que esté en nuestras manos. Nos referimos a varias bodas en un mismo día o cubrir fotografía y video en una misma boda. No, no queremos. Preferimos trabajar siempre juntos, siempre en el mismo palo. Esto nos ha ayudado a dar el cien por cien en cada boda. A conocernos a la perfección en cualquier indicación, mirada o situación. Sólo fotografía o sólo video. Hacemos las dos opciones pero nunca las dos a la vez. Es importante que nuestro trabajo siempre salga de nuestras manos y nuestra presencia siempre esté de principio a fin. Nuestros inicios fueron en el video y poco a poco fuimos introduciéndonos en la fotografía. Son cada vez menos las parejas que prescinden del video. Además de ser mucho menor la proporción de videógrafos frente a fotógrafos, el cambio en la forma de grabar o presentar las imágenes de una boda, ha provocado un aumento en la demanda de los servicios audiovisuales.

Ceremonia civil y celebración en la misma finca Zamora

Los videógrafos, durante años, siempre han estado bajo el regazo de los fotógrafos. Las parejas, acudían a un fotógrafo y éste le presentaba al ‘chaval del video’, era casi un complemento de la fotografía y elemento prescindido en muchas de las celebraciones matrimoniales. Ahora todo ha cambiado, muchísimo además y en la boda de Alejandro y Elvira lo pudimos comprobar. La situación nunca se nos había dado, era una mezcla de sorpresa y a la vez una carga aún mayor de responsabilidad. La pareja, había decidido prescindir del fotógrafo, así, cómo lo leen. Era la primera vez que cubriríamos un reportaje de video en solitario.

Un espectáculo de baile con caballos para iniciar la celebración

Después de atravesar Nueva Jarilla, comienza un carril que desemboca en una bonita finca. Un precioso jardín da la bienvenida a aquel precioso rincón, Finca Zamora, donde la acogida que recibimos siempre es maravillosa. Cesped sobre el que resposaba una magnífica cena a cargo del catering Avenida. Entramos por el pórtico de madera y atravesamos las librerías en busca de las escaleras. En la parte superior de la casa nos esperaba Elvira, nerviosa como en los días previos se asomaba entre las cortinas repasando el montaje de su ceremonia. Ante la fuente de la alberca fue el lugar elegido para el ‘sí quiero’. Enea hizo lo propio para magnificar el acto y la posterior cena y preparó una espectacular decoración. Flores, alfombras, velas y una zona ‘chill out’ con mucho gusto, hizo que la finca luciera aún más bonita.

La pareja no estaba sola, su perrita ‘Ela’ les acompañó en todo momento y tuvo su papel, ni más ni menos que la encargada de llevar sobre su lomo los anillos. Tras una fugaz ceremonia, un precioso espectáculo de caballos nos esperaba. Ya sólo quedaba la fiesta. Dj Tony, una vez más, puso todo de su parte para que los invitados se lo pasaran en grande hasta bien entrada la madrugada.

Chicos, gracias por vuestra confianza desde el primer momento. El día acompañó y todo salió de maravilla. Unos minutos para recordarlo y pronto tendréis la película completa de vuestra boda. Disfrutad y sed felices.

 

fotografo bodas jerez

Siempre que nos reunimos con una pareja hacemos mucho hincapié en lo importante que son los previos, las horas antes a la ceremonia siempre están cargadas de energía, magia, sentimientos y momentos que serían una pena no recogerlos con nuestras cámaras. Vivir con cada una de las novias esos instantes nos aporta muchísimo, nos sirven para conocernos mejor, le vamos poniendo caras a sus familiares y recogemos muchos detalles que luego serían más complicado captarlos.

Con Pamela vivimos algo fantástico. Por la premura de la contratación no tuvimos mucho tiempo de conocernos pero con un café el día antes bastó. Su mamá y ella son simpáticas, amables, sinceras y nos trataron de diez. La sonrisa la tallaron en su cara desde primeras horas de la mañana y la mantuvieron durante todo el día. La habitación se había convertido en una fiesta, el día había comenzado y había que disfrutarlo desde los inicios. Una botella de champagne, un brindis, un poco de música de Bob Marley y todo el mundo a cantar y a bailar, absolutamente genial…

En el Alcázar de Jerez nos esperaba Hugo rodeado de todos sus familiares. Una sencilla ceremonia y hasta las bodegas Sanchez Romate, donde recorrimos sus pasillos entre botas en busca de luces y sombras. Quedaba la fiesta y con todo preparado llegamos hasta el hotel Los Jándalos, donde hicimos una foto de todos los invitados y les dejamos que se divirtieran. Hugo, Pamela, gracias por vuestra confianza, la primera parte la superasteis, aún queda la segunda, así que a disfrutar aún más si cabe. Ahora a ser felices, ¡es una orden! 🙂

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

boda-alcazar-jandalos-jerez-0010

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

 

fotografo bodas jerez

Una boda se hace de detalles y la que os voy a mostrar estuvo llena de ellos. Una imagen corporativa diseñada especialmente para la ocasión, acompañó a todos los invitados en cada una de las indicaciones. Tarjetones de bienvenida en el hotel, nombres de las mesas, chapas, photocall y muchos más detalles diseñados con muy buen gusto de la mano de Helen, de Marlene Coto. Una boda íntima, con muchos invitados de fuera y en un marco incomparable.

En esta ocasión comenzamos en la cafetería del hotel Asta Regia, un precioso y moderno edificio en el centro de Jerez. Allí compartimos los inicios del día con la pareja y gran parte de los invitados. Entre las mesas, corrían sin descanso las pequeñas Carla y Jimena acompañadas en todo momento por Blancanieves y Nenuco, gritos, besos y carreras entre los que logramos captar unos bonitos instantes mientras que los demás iniciaban el día con una café.

La bodega La Concha de González Byass y posteriormente la bodega de ‘Los Apóstoles’, acogieron la ceremonia y celebración respectivamente. El catering la Buganvilla preparó un menú delicioso antes de que Jesús de Alabrisa diera al play a las primeras canciones de una fiesta que se alargó hasta la media noche. Carlos, Bea, gracias por todo, sed felices.

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

 

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez

boda civil jerez