Entradas

,

J+T. Boda en San Dionisio y bodegas Díez Mérito, Jerez

boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez13

boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez15

En las bodas, cada pareja tiene una historia detrás. Nuestras conversaciones previas sirven para ir desvelando todas estas memorias que hacen que conozcamos a los novios por fuera y por dentro. En muchas ocasiones se agolpan en los telediarios las noticias de tantos y tantos jóvenes que marchan del país en busca de un trabajo (digno), hasta tal punto que se convierte en algo tan normal que deja de ser noticia.

La historia de amor de unos jerezanos exiliados en Malta. Tras el colegio nos separamos y para su boda nos volvimos a encontrar para ser los fotógrafos de su enlace

La república de Malta es un archipielago que se encuentra en medio del mar Mediterráneo, un país limítrofe con Sicilia o Libia. Allí residía un familiar de los novios que os traigo hoy, una llamada, un vuelo y en una semana Jose María y Tatiana comenzaban a estabilizarse en un lugar nuevo, en un país nuevo. Parecía mentira, pero en tan sólo unos días habían encontrado un trabajo, algo que llevaban anhelando tanto tiempo aquí en España. Fueron pasando los meses y la situación iba mejorando, cambio de trabajo, una residencia y aprovechar cada tiempo libre en explorar la isla con una GoPro.

Los conozco de hace algunos años. A Tatiana siempre la conocí con una sonrisa, la misma que ha guardado hasta estos días, Jose es un poco más “seriote”. Con los dos me cruzaba en los pasillo de aquel colegio que nos dejó muchos y grandes amigos, en aquella época donde los niños jugaban al trompo y las niñas al elástico. Y después de tanto tiempo, nos volvimos a encontrar, esta vez por email “Nos casamos y buscamos un fotógrafo“, fecha libre, conversación de protocolo y aceptación, ¡y allí estuvimos!.

El humor y la tranquilidad fueron las notas predominantes en los previos de la novia

Los previos de Tatiana fueron de lo más divertido y es que, con una madre así, había que reirse sí o sí. Su risa contagiosa y sus golpes de humor nos hicieron muy llevaderas los minutos de espera, sí de espera, porque todo se hizo con tanto tiempo que nos sentíamos raros sin ese estrés que normalmente reina en las casas de las novias. Maquillada por su hermana, la novia fue recibiendo a sus mejores amigas que se acercaron a verla antes de partiera hacia el altar.

Allí en San Dionisio, esperaba Jose María, en un altar que acogió una genial ceremonia. Si os decimos la verdad, las espectativas que teníamos de la ceremonia eran totalmente distintas a la realidad y no porque ellos no pusieran de su parte, sino porque varios comentarios del señor párroco hacían presagiar que el hombre no tendría un buen día. Nos equivocamos, no fue así y lo que parecía que no tenía solución, vino la gracia de Dios y el sacerdote nos fue regalando comentarios y bromas que fue poco a poco destapando la risa de todos los presentes, incluida la de la mamá de Tatiana, que convirtió una parte de la eucaristía en un bucle de risas.

Un recorrido por el centro de Jerez para la sesión de pareja antes de llegar a la bodega

Calle Larga, Tornería o plaza Arenal fueron nuestros escenarios tras el arroz. Tomamos las calles del centro de Jerez para guardar para siempre unas instantáneas de la pareja de recién casados. Gallo Azul a la izquierda y entramos en el clásico tabanco ‘El Pasaje’, donde brindamos con vino de la tierra.

En un bonito coche de época se trasladaron hasta la bodega Diez Mérito o Conde de los Andes, jerezano rincón para celebrar la gran fiesta. Los novios habían pensado mucho en los invitados y eso se notó desde el primer momento. Un original Monopoly indicaba a cada uno de los invitados su mesa, primera de las originalidades que estaban por aparecer. La cena estuvo animada de la mano de Jose Carlos, el dj, que con una animación puso boca abajo el salón, un auténtico “despiporre”. Un marco para fotografías imitando a instagram, una colección de chapas con frases divertidas o nuestro photocall con todos sus disfraces, sirvieron para hacer de la noche, una gran fiesta.

Ya pasó, después de tanto tiempo trabajando para el gran día, ya no queda nada. Bueno sí, una colección de fotografías que, sin duda, ayudarán a revivir una y otra vez la magnífica y calurosa tarde noche que vivieron entre amigos y familiares. Nosotros fuimos testigos, todo un honor compartir con grandes personas, uno de los días más bonitos de vuestras vidas. Jose, Tati, gracias por todo. Sed felices, os lo merecéis…

boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez01boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez02boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez03boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez04boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez05boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez06boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez07boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez08boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez09boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez10boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez11boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez12boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez13boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez14boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez15boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez17boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez18boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez19boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez20boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez21boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez22boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez23boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez24

La iglesia de San Dionisio es uno de los templos jerezanos más demandados para la celebración de enlaces matrimoniales. Su escalinata de salida provocan una extraordinaria estampa en el momento del arroz. Muy cerca, a tan sólo 10 minutos a pie, se encuentra las bodegas Diez Mérito. Compartimos una boda realizada en la misma bodega y otra en la citada iglesia, ¡no os la perdáis!