Entradas

,

J+T. Boda en San Dionisio y bodegas Díez Mérito, Jerez

boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez13

boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez15

En las bodas, cada pareja tiene una historia detrás. Nuestras conversaciones previas sirven para ir desvelando todas estas memorias que hacen que conozcamos a los novios por fuera y por dentro. En muchas ocasiones se agolpan en los telediarios las noticias de tantos y tantos jóvenes que marchan del país en busca de un trabajo (digno), hasta tal punto que se convierte en algo tan normal que deja de ser noticia.

La historia de amor de unos jerezanos exiliados en Malta. Tras el colegio nos separamos y para su boda nos volvimos a encontrar para ser los fotógrafos de su enlace

La república de Malta es un archipielago que se encuentra en medio del mar Mediterráneo, un país limítrofe con Sicilia o Libia. Allí residía un familiar de los novios que os traigo hoy, una llamada, un vuelo y en una semana Jose María y Tatiana comenzaban a estabilizarse en un lugar nuevo, en un país nuevo. Parecía mentira, pero en tan sólo unos días habían encontrado un trabajo, algo que llevaban anhelando tanto tiempo aquí en España. Fueron pasando los meses y la situación iba mejorando, cambio de trabajo, una residencia y aprovechar cada tiempo libre en explorar la isla con una GoPro.

Los conozco de hace algunos años. A Tatiana siempre la conocí con una sonrisa, la misma que ha guardado hasta estos días, Jose es un poco más “seriote”. Con los dos me cruzaba en los pasillo de aquel colegio que nos dejó muchos y grandes amigos, en aquella época donde los niños jugaban al trompo y las niñas al elástico. Y después de tanto tiempo, nos volvimos a encontrar, esta vez por email “Nos casamos y buscamos un fotógrafo“, fecha libre, conversación de protocolo y aceptación, ¡y allí estuvimos!.

El humor y la tranquilidad fueron las notas predominantes en los previos de la novia

Los previos de Tatiana fueron de lo más divertido y es que, con una madre así, había que reirse sí o sí. Su risa contagiosa y sus golpes de humor nos hicieron muy llevaderas los minutos de espera, sí de espera, porque todo se hizo con tanto tiempo que nos sentíamos raros sin ese estrés que normalmente reina en las casas de las novias. Maquillada por su hermana, la novia fue recibiendo a sus mejores amigas que se acercaron a verla antes de partiera hacia el altar.

Allí en San Dionisio, esperaba Jose María, en un altar que acogió una genial ceremonia. Si os decimos la verdad, las espectativas que teníamos de la ceremonia eran totalmente distintas a la realidad y no porque ellos no pusieran de su parte, sino porque varios comentarios del señor párroco hacían presagiar que el hombre no tendría un buen día. Nos equivocamos, no fue así y lo que parecía que no tenía solución, vino la gracia de Dios y el sacerdote nos fue regalando comentarios y bromas que fue poco a poco destapando la risa de todos los presentes, incluida la de la mamá de Tatiana, que convirtió una parte de la eucaristía en un bucle de risas.

Un recorrido por el centro de Jerez para la sesión de pareja antes de llegar a la bodega

Calle Larga, Tornería o plaza Arenal fueron nuestros escenarios tras el arroz. Tomamos las calles del centro de Jerez para guardar para siempre unas instantáneas de la pareja de recién casados. Gallo Azul a la izquierda y entramos en el clásico tabanco ‘El Pasaje’, donde brindamos con vino de la tierra.

En un bonito coche de época se trasladaron hasta la bodega Diez Mérito o Conde de los Andes, jerezano rincón para celebrar la gran fiesta. Los novios habían pensado mucho en los invitados y eso se notó desde el primer momento. Un original Monopoly indicaba a cada uno de los invitados su mesa, primera de las originalidades que estaban por aparecer. La cena estuvo animada de la mano de Jose Carlos, el dj, que con una animación puso boca abajo el salón, un auténtico “despiporre”. Un marco para fotografías imitando a instagram, una colección de chapas con frases divertidas o nuestro photocall con todos sus disfraces, sirvieron para hacer de la noche, una gran fiesta.

Ya pasó, después de tanto tiempo trabajando para el gran día, ya no queda nada. Bueno sí, una colección de fotografías que, sin duda, ayudarán a revivir una y otra vez la magnífica y calurosa tarde noche que vivieron entre amigos y familiares. Nosotros fuimos testigos, todo un honor compartir con grandes personas, uno de los días más bonitos de vuestras vidas. Jose, Tati, gracias por todo. Sed felices, os lo merecéis…

boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez01boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez02boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez03boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez04boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez05boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez06boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez07boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez08boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez09boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez10boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez11boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez12boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez13boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez14boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez15boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez17boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez18boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez19boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez20boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez21boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez22boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez23boda-san-dionisio-diez-merito-fotografo-jerez24

La iglesia de San Dionisio es uno de los templos jerezanos más demandados para la celebración de enlaces matrimoniales. Su escalinata de salida provocan una extraordinaria estampa en el momento del arroz. Muy cerca, a tan sólo 10 minutos a pie, se encuentra las bodegas Diez Mérito. Compartimos una boda realizada en la misma bodega y otra en la citada iglesia, ¡no os la perdáis!

,

M+E. Boda en Alcázar, bodegas González Byass, Jerez

fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass21

La tradición y el protocolo en una boda, dista mucho según el lugar donde se realice o de donde sean los novios. Cada país, cada religión, tienen unas formas diferentes de organizar una ceremonia, tenemos que estar siempre alerta y sobre todo, informarnos previamente de las principales características del evento para poder reaccionar a tiempo.

Desde Escocia a Jerez. Faldas, emociones y un menú exquisito regados con buenos vinos. Bodegas Tio Pepe acogió una fiesta de boda mitad escocesa, mitad andaluza

Desde Escocia llegan Martin y Elena, una pareja encantadora que bajaron hasta Jerez acompañados de sus familiares para vivir un día super especial. El hotel Villa Jerez fue la sede de la pareja y amigos, allí comenzaron los preparativos entre risas, nervios y como no, un poco de champagne, había que brindar por que el día fuera mágico. Elena estaba acompañada de sus cuatro damas, mientras que Martin, estuvo escoltado en todo momento de su “best man”, su mejor amigo con el que compartió un ratito de intimidad y cervezas justo antes de su ‘sí quiero’.

Ceremonia civil en el interior de las murallas del Alcázar de Jerez

El Alcázar de Jerez acogió una calurosa ceremonia y posteriormente, sus jardines sirvieron de escenario para la sesión de pareja, un entorno precioso en el corazón de Jerez. Pasó todo y había que celebrarlo y en qué lugar mejor que las Bodegas González Byass y su recién inaugurada bodega “Los Gigantes”. Allí nos esperaba el catering “La Buganvilia” que con un servicio y un menú exquisito, como bien nos tienen acostumbrados, deleitó los paladares de todos los presentes.

La bodega de los gigantes de González Byass, de reciente remodelación, acogió la fiesta del enlace.

Con una uniformidad característica de tierras escocesas, llegaba Martin y la gran mayoría de sus invitados, una estampa singular que recogimos con nuestras cámaras. Pero si fue original ver a tantos hombres con el traje, no menos lo que nos tenía preparado la pareja, su baile. Terminada la cena y tras unos emotivos discursos, se colocó el novio frente a la novia y comenzó a sonar la música, ¿que bailarían?. Los primeros segundos delataban que habían ido muy lejos y se habían preparado una sevillana. Días de ensayo y allí estaba Martin, dando sus pasos para completar las cuatro partes de la canción, ¡magnífico!.

¡Chicos!, fue un placer vivir con vosotros un día tan especial como el día de vuestra boda. Todo salió genial y aquí compartimos unos momentos de una jornada que no olvidaréis jamás. ¡Sed felices!.

fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass01fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass02fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass03fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass04fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass05fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass06fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass07fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass08fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass09fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass10fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass11fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass12fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass13fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass14fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass15fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass16fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass17fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass18fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass19fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass20fotografo-jerez-boda-gonzalez-byass21

El Alcázar de Jerez se encuentra situado a escasos metros de las bodegas Tio Pepe, la combinación es perfecta para ceremonia y banquete. Sus pocos metros que separan un lugar de otro, hacen posible el traslado a pie de todos los invitados.

Os facilitamos otras bodas realizadas por nuestra empresa, con la celebración en Tío Pepe:

,

Manuel + Dacia. Boda en catedral, bodegas González Byass [Jerez]

fotografo bodas jerez

La decoración cada vez se toma más en cuenta en la organización de una boda. Las parejas navegan por la red en busca de esa inspiración que haga su boda más especial, más diferente, más única. Buscan un photocool original, unos meseros bonitos o la iluminación justa para crear en la cena un ambiente ideal.

‘Un menú maridaje de categoría y una decoración con un gusto exquisito. Catering ‘La Buganvilla’ y González Byass formaron un binomio digno de una gran boda. Una completa experiencia para los sentidos de todos los asistentes al gran día de Manuel y Dacia…’

De todo esto sabe mucho González Byass y su catering Buganvilia. Sabemos de su buen hacer pero esta vez nos consiguió sorprender. De la mano de los novios, organizaron un evento espectacular, un atractivo para los más de trescientos invitados procedentes de todas partes del mundo. Una experiencia que seguro que no olvidarán.

Tras una bonita ceremonia bilingüe, los asistentes fueron caminando en busca de los aperitivos, pero antes, tras el ‘check point’ se toparían con dos guitarras y una flamenca bajo los hierros de Eiffel, la bodega de La Concha era la encargada de darle la bienvenida y de servir de fondo de las primeras fotografías que salían de sus móviles.

Un camino de velas te llevaba hasta los jardines de Villa Victorina, junto a la gran fue te y con un temperatura perfecta, disfrutamos de unos riquísimos aperitivos. Saludos y encuentros entre invitados, Manuel y Dacia, la distancia que separan a muchos de ellos no permiten todos los días tomarse una cerveza juntos.

Tras la primera hora, los invitados atravesaron la bodega Cuadrada entre taconeos y cantes, un espectáculo de luz y color que servía de antesala al banquete, que se desarrollaría en la bodega de Los Apostoles. Velas y flores sobre las cabezas de los asistentes. Exquisita la decoración del salón creando un ambiente cálido y recogido.

Los vinos no podían faltar y tomaron un protagonismo especial. La pareja había preparado un menú maridaje con el que sus invitados pudieron probar hasta cinco caldos diferentes de González Byass.

Todo estaba listo para la gran fiesta y nosotros también. Pilas y tarjetas extras para acompañar a la pareja hasta el final de su baile, así lo quisieron y así lo hicimos. Impresionante el ‘candy bar’, cuatro mesas gigantes llenas de colorido y gominolas, expuestas con muchísimo gusto.

Nuestro photobooth, la voz en directo de Judith o las notas del violinista, coparon una noche llena de cócteles, copas y bailes. Pareja, sed felices.

 

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda catedral jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

boda gonzalez byass jerez

 

Catering: La Buganvilia

Bodegas: Tio Pepe – González Byass

Ramo novia: Enea

Traje novio: Jesús González

Peluquería: Ramón

,

M+E. Boda en iglesia de la Victoria, museos de la Atalaya [Jerez]

fotografo-bodas-jerez

Todo comenzó el pasado año. Una llamada de una amiga iba a traer detrás un sin fin de aventuras. Era Elena y preguntaba sobre un par de fechas y su intención de casarse. Tenía claro que seríamos nosotros los encargados de tomar las fotografías de su boda. Ella quería el trece, pero la agenda nos lo impedía. “Bueno, lo cambiamos al fin de semana antes”, me dijo. Bonito gesto que nos enorgullece, seríamos nosotros, sí o sí, ¡qué honor!. Aunque las cosas del destino, un cambio de fecha logró liberar el tan ansiado trece, fecha que quedó para ellos y quedará marcada para siempre.

Su boda iba a ser especial. Desde el comienzo querían ponerle las cosas fáciles a sus invitados. No querían caer en los errores de tantas y tantas bodas a las que habían asistido. Por ello, la ceremonia y el banquete tan sólo eran separados por poco más de cien metros. Todo cerquita, sin desplazamientos. Un aperitivo en un marco espectacular, un almuerzo con un servicio rápido y siete horas de barra libre. Sobre el papel estaba todo perfectamente estructurado, tan sólo había que confiar en los profesionales contratados y esperar.

“Hicieron una boda pensando en sus invitados. La iglesia de la Victoria y los museos de la Atalaya se llenaron de fiesta para celebrar el gran día de Miguel y Elena. Fue una grandísima boda, pusieron el listón muy alto…”

Elena un día normal está loca, muy loca, imaginaros preparando su boda. Las llamadas y los ‘whatsapp’ eran cada vez más frecuentes. “He pensado esto, qué te parece si hago esto otro…”. Han contado mucho con nuestra experiencia y nos hemos implicado. Hemos vivido esta boda muy de cerca, hemos participado muchísimo y la hemos sentido como nuestra. Cada idea, cada novedad, cada locura, la sentíamos como nuestra y, poco a poco, fueron dándole forma al gran día. Nos encantó estar cerquita de ellos en todos los previos, desatando un nerviosismo en nosotros y una gran responsabilidad. Si los nervios se apoderan de nosotros en cada boda, ese día trece apenas dormí, de verdad. Habían preparado todo con tanto cariño que, si algo salía mal, les haría mucho daño.

Amaneció el día. Un fuerte desayuno y en busca de Elena. Allí estaba maquillándose en su rinconcito. Era la primera vez que asistíamos a una boda en la que la propia novia se maquillaba y maquillaba a su madre, una estampa original. Espectacular el vestido, el secreto mejor guardado de Elena, obra de Franc Sarabia. Poco a poco fueron llegando los sobrinos y amigas. Se acercaba la hora clave y el coche de Albeva esperaba en la puerta.

Preciosa la ceremonia. La coral de San Pedro Nolasco fue la encargada de amenizarla y entonó el himno de la Virgen de la Soledad, momento en que Miguel se emocionó y nos dejó una estampa junto a su sobrino Gonzalo, que se acercó al altar a ofrecerle un pañuelo a su tito. Creíamos que la novia no iba a poder aguantar la emoción, pero sus lágrimas no aparecieron hasta el final, cuando Miguel subió al atril para agradecer a todos los presentes la participación en su gran día.

Junto al museo de relojes, los novios habían habilitado el aperitivo. Con una temperatura extraordinaria y una decoración especial ofrecida por Artemisa, disfrutamos de más de una hora de saludos, copas y fotografías de grupo. Ya en el salón, la pareja se encargó de emocionar a muchos de sus amigos y familiares. Junto a cada plato, reposaba un pequeño papel en forma de pergamino en cuyo interior, un mensaje manuscrito dedicado a cada uno de sus invitados, llegaba al corazón de cada uno de ellos.

Los tiempos se cumplían y tras un fugaz almuerzo, llegamos al baile. En el ambiente se notaba, la gente quería fiesta, venían con ganas de pasarlo bien. Un photocall, barra libre de Pepe Limón y un “candy bar” de más de cinco metros montado por Manuel Sanchez, todo ello bajo las luces y la música del gran Tony. Pero ahí no quedó todo, los novios pusieron toda la carne en el asador en este tramo final de la boda. En un primer lugar el grupo “A Contratiempo”, que dejó el salón lleno de rumbas y versiones, para más tarde, acabar con un sorpresón de Miguel a Elena, desde el patio de los museos de la Atalaya se escuchaban surdos, cajas y tamborines, la batukada “Percufusión” irrumpió en el salón y nos trajo una hora de ritmos y animaciones que elevaron la fiesta al máximo exponente.

Amigos, qué deciros. Nos alegramos enormemente que todo saliera como esperabais. Habéis hecho una boda llena de amor y cariño y siempre pensando en vuestros invitados. Fue un bodón, pusisteis el listón altísimo. Disfrutasteis como niños, se nota en cada mirada, en cada sonrisa, en cada fotografía. Sin duda la boda ha servido para conocernos aún mejor. Aquí tenéis dos amigos para lo que necesitéis, sabemos que nosotros también los tenemos. Elenita, Miguelito, que la sonrisa de vuestra boda siempre inunde vuestro día a día. Sed felices y que nosotros lo veamos de cerca. Un fuerte abrazo.

 

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

, ,

Fran + Itahisa. Boda en iglesia de Santo Domingo, Hotel Palacio Garvey [Jerez]

video de boda en jerez

Tiempos de crisis y de búsqueda de trabajo, allá donde sea. Son muchas las parejas que, siendo de Jerez, se encuentran fuera de nuestra ciudad, hacen su vida, tienen trabajo pero añoran nuestras calles. Son muchas las que vuelven para su boda, son de aquí, se criaron aquí y su ‘sí quiero’ tenían claro que sería aquí. Parece fácil, pero no lo es, la organización de una boda en la distancia se hace complicada, la pareja que os traemos estuvo arropada por los suyos, sintió el calor de los que en Jerez permanecen e hicieron mucho más fácil la organización para que de un evento como este el resultado fuera impecable.

Por nuestra parte son cada vez más numerosos los encuentros que tenemos antes de la boda vía online, cambiamos la silla de un bar por la del escritorio, encendemos la webcam y compartimos un ratito hablando del gran día, de todo lo que tienen preparado y como no, nos sirve también para conocernos un poco más.

“No quería fotógrafo para su boda, sus recuerdos de pequeña siempre fueron videos y estaban seguros que con una película sería más que suficiente para recordar su gran día…”

Itahisa es una de nuestras fanáticas, puede sonar un poco pedante pero es la verdad, ella tenía claro que nosotros seríamos los que le acompañaríamos en el día de su boda. Sinceramente, fue de esas personas que te hacen sentirte bien, demasiado bien y te llegan a subir el ego al máximo. No quería fotógrafo (aunque al final si llevó), así lo escuchamos, nos contaba que con los recuerdos en video ella sabía que sería más que suficiente, es más, estaba dispuesta a cambiar la fecha de la boda ante la indisponibilidad de nosotros, ¿se puede pedir más…?.

Llegamos bien tempranito a su casa para recoger todos los momentos previos, nervios y las primeras lagrimillas vinieron acompañadas de un precioso ramo y una carta de Fran en su faceta más romántica. Antes de irnos en busca de Fran, le robamos un poco de tiempo al padrino que logró arreglar nuestra maleta, un contratiempo que solventó a las mil maravillas, ¡mil gracias!.

Muy cerca del convento de Santo Domingo, esperaba Fran junto a su familia, le tocaba a él, esta vez era un colgante acompañado de una carta de Ithaisa que le hizo tragar saliva mientras su sobrinito no perdía ojo de todo lo que sucedía en aquella habitación. Todo estaba listo, el coro rociero ‘Al Alba’ nos anunciaba que por la alfombra roja ya caminaba Itahisa. Un ‘sí quiero’, un par de anillos y camino del arroz, pero antes otra sorpresa, la banda de la Sentencia aguardaba en la capilla del Señor de la Oración en el Huerto para tocar el himno nupcial y posteriormente unos acordes ‘semanasanteros’ ante la cara de asombro de Fran.

Un paseo entre amigos por las calles del centro para llegar al bonito hotel Palacio Garvey, sus cristaleras acogían el aperitivo antes llegar al salón donde tendría lugar nuestra proyección, un pequeño video que resumiría todo lo vivido hasta el momento y que ahora compatimos con vosotros.

Chicos, gracias por todo, sois geniales y se merecéis todo lo mejor. Gracias por vuestra atención en todo momento. Revivid una y mil veces vuestro gran día con estos minutitos, pronto tendréis más. Muchos besitos al otro lado del estrecho y sed muy felices.

 

Ramo novia: Floristería Enea

Traje de novia: D’novias

Traje novio: JM Cordón

Peluquería: Galvez

Dj: Caché Eventos

, ,

Juan José + Hortensia. Boda en Hotel Jerez [Jerez de la Frontera]

video boda en hotel jerez

Hace ya unos años que volví de uno de esos congresos internacionales de boda que tanto me han enseñado. Traía la maleta cargada de motivación y nuevas ideas, nuevos retos dispuestos a llevarlos a la práctica, aunque vengan del otro  lado del océano y te las cuenten en otro idioma, por lo menos había que intentarlo, qué menos. Las bodas y todo lo que rodea un día como este está siempre muy estructurado y casi siempre se tiende a llevarlo por protocolos y tradiciones que hemos vivido de padres a hijos, de novios a invitados. También es verdad que esto de internet está cambiando mucho el día de una boda, los novios, cuidan todos los detalles, los blogs, foros o portales de novias desparraman en sus páginas las nuevas tendencias que casi siempre suelen venir del contienente americano.

“Novio y novia, 5 minutos a solas en un primer encuentro emocionante”

Pues bien, una de esas cosillas, sinceramente, creía que sería imposible llevarla a cabo. Se trataba del ‘first look’ o lo que traducido resulta ‘primer encuentro’. Nos proponían que le propusiéramos a los novios (y valga la redundancia) que se vieran antes de la ceremonia. Imaginaos la cara de asombro que se le puso al personal cuando escuchó aquello. “Eso es imposible”, “eso tu no lo hace aquí ni de coña” o “aqui los padrinos nos matan”, fueron algunas de las frases que los compañeros decían mientras el ponente de turno explicaba aquello del encuentro. Yo también lo veía remoto, para qué engañarnos, pero probé y, aunque para nosotros significa casi una hora más de trabajo, a aquellas parejas que yo veía capaces de saltarse cualquier tipo de protocolo se lo explicaba. Hasta que llegó la primera y fue tal la experiencia que repetimos y repetimos y no se cuantas veces lo hemos echo ya.

¡Gracias!, esa fue la primera palabra que pronunció Hortensia tras ese primer encuentro, le había encantado esos 5 minutos a solas, ese último ratito de soltera, de intimidad (aunque con nosotros delante), de miradas y gestos, de palabras y secretos. Nos emocionan, tanto tiempo esperando y a poquitos minutos de que todo empiece, los novios explotan y te contagian esa explosión para que explotes con ellos, se emocionan y te emocionan. Creemos en ese momento y por eso lo recomendamos, será siempre un momento para recordar, para contarle a tus pequeños. ¿Cuantas cosas le dirías a tu pareja la primera vez que la ves vestida de blanco y la situación, el concejal o el cura que va a iniciar la ceremonia no te lo permite?. Si estás leyendo esto, piénsatelo, seguro que no te arrepentirás.

Igual que no se arrepintieron estos chicos, su boda fue una de las más cómodas que recordamos, para nosotros y para todos sus invitados porque no nos tuvimos que desplazar en ningún momento. Se prepararon en las habitaciones del Hotel Jerez, la ceremonia fue en sus jardines, la pérgola nos dio sombra para los aperitivos y el salón acogió el almuerzo, un recorrido por todas instalaciones antes de acabar en el sótano, donde proyectamos esta edición en directo, justo antes de que comenzaran los bailes que acabaron descalzos, sin zapatos y con los pies ennegrecidos. Hace unos días que han vuelto de su viaje, de dormir sobre escasos dos metros de un mar cristalino, de un verdadero paraíso, colofón a la aventura que emprendieron hace más de un año de preparar y celebrar su boda.

Chicos gracias, por confiar en nosotros, por creer en todas nuestras locuras, por ser como sois y por tratarnos tan bien. Ahora a seguir siendo felices.

 

 

Ramo: Floristería Enea

Zapatos novia: Lodi

Traje novia: Aire Barcelona

Peluquería y maquillaje: Kokoa

Catering: Hotel Jerez

, ,

Rafa + Elena. Boda en iglesia de San Dionisio, Hotel Jerez [Jerez]

video de boda en jerez

Nos conocimos en una boda, con una copa de por medio me fueron contando sus inquietudes, los primeros pasos de su gran día y su pensamiento de tener un video que recogiera todos los momentos de su boda. Un día se decidieron e hicieron la llamada, teníamos el día libre y fuimos realizando todos los trámites hasta que llegara su gran dia.

Son una pareja sencilla, humilde y amigos de sus amigos. La paz y tranquilidad de los preparativos se vio contrariada por una ausencia, uno de los mejores amigos de la pareja se encontraba trabajando a más de nueve mil kilómetros de nuestra ciudad y se echaba en falta en esos momentos. Su llamada conmovió los sentimientos de Elena y afloraron sus primeras lagrimillas. El padre Repetto nos esperaba en San Dionisio, sus simpáticos comentarios sacaron la sonrisa de todos los presentes. Hotel Villa Jerez para tomar unas imágenes de la pareja para llegar al Hotel Jerez, donde como siempre, una exquisita decoración y un mejor trato, nos hizo adentrarnos en la media noche con una pista repleta de invitados con ganas de pasarlo bien, buenos bailes y grandes momentos.

Pareja, esperamos que la decisión de hacer una película de vuestra boda, sea una de las mejores que hayáis tomado. Prometemos no defraudaros, aquí tenéis un adelanto… ¡Gracias por todo!