Entradas

fotografo de bodas en Cadiz

Es en los días importantes de tu vida, cuando más te acuerdas de las personas que no están. Momentos únicos e irrepetibles en los que darías lo que fueras porque estuvieran allí contigo. Lo llevas dentro y hay momentos en los que esos sentimientos afloran. Es un día especial y hay que ser fuerte, hay que controlarse y controlar, hay que aguantar y calmar, no es momento de pena, es momento de alegría.

Una pareja de dos, una historia de tres

La historia que os traemos hoy tiene muchos años, comenzó de niño y al poco tiempo se unió una tercera personita, una peluda de cuatro patas que cabe en una mano. ‘India’ forma parte de ellos y ha conocido muchos secretos de la pareja y en un día como el de tu boda, no podía faltar. En los previos estaba nerviosa, como casi todas, ‘India’ no quería ni agua y su estómago no andaba muy fino, era la encargada de llevar los anillos y esa responsabilidad le traía algo trastornada, gracias desde aquí al sacerdote, que permitió esta singular estampa.

Un el ático de la pareja, dos neveras llenas de botellines nos esperaba, a nosotros y a los amigos del novio, todos seríamos testigos de los previos de Carlos. Allí conocimos a los familiares y amigos, nos contaron sus hazañas en la despedida, un brindis y otro, hasta perder la cuenta, un gran grupo encargado de apurar la barra libre hasta el último minuto.

Desde nueva Jarilla a Jerez captando todos los momentos de su gran día

El sol apretaba con fuerza a la vez que avanzaban las horas en Nueva Jarilla. Estaba afinando Judith Balao cuando llegamos a la iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Mucha gente alrededor de la parroquia esperando la llegada de Montse, que caminaba calle arriba en busca del altar. Momentos intensos los que vivimos en ese momento, por un lado, ya en el interior, Carlos se abrazaba a su hermana y madrina, recuerdos de los que ya no están entre las notas del piano de Judith acompañando con su potente voz, había que aguantar el tipo. Ya se veía a lo lejos, Montse espectacular con un diseño de Belulah, acompañada de su familia, del brazo de su padre y mirando al cielo, para que las lágrimas no estropearan su maquillaje.

La sesión de fotos y el banquete transcurrió en la finca Vistahermosa.

Un Chevrolet del año 38, con Evaristo de Albeva al volante, esperaba en la puerta para transportar a los novios a unos de los lugares más bonitos para celebrar banquetes de Jerez. Antes, el grupo A Contratiempo le tenía preparada una sevillana tras el arroz, que la pareja bailó entre las palmas de los presentes. La finca Vistahermos o Bodega Luis Pérez, esperaba al más del centenar de invitados que se darían cita en el lugar para celebrar la unión de Carlos y Montse.

Decoración vintage con estaciones mexicanas, productos de la serranía o un buffet de quesos, todas ellas preparadas con muy buen gusto por el catering Chocolat, que sería el encargado de dar de comer a todos los presentes. Un servicio rápido que nos llevó al baile, donde de nuevo el grupo A Contratiempo junto con Dj Laura de ElDíaD, animarían la fiesta que nos llevaría a más allá de la media noche. No tardó mucho Carlos en coger el micrófono y montar sus propias coreografías y poner el salón ‘patas arribas’.

Se lo pasaron en grande, disfrutaron como niños y todo salió genial. Nosotros lo vimos muy de cerca y fuimos los encargados de tomar todos estos recuerdos que a buen seguro, guardarán para siempre. Gracias chicos, por vuestro trato exquisito. Sed felices, os lo merecéis.

fotografo de bodas en Cadiz

fotografo de bodas en Nueva Jarilla

fotografo de bodas en Cadiz

fotografo de bodas en Cadizfotografo de bodas en Cadiz

fotografo de bodas en Cadiz

fotografo de bodas en Cadizfotografo de bodas en Cadizfotografo de bodas en Nueva Jarillafotografo de bodas en Cadizboda catering chocolatfotografo-bodas-cadizfotografo de bodas en Nueva Jarillafotografo de bodas en Cadiz

fotografo de bodas en Cadizfotografo de bodas en Cadizfotografo de bodas en Cadizfotografo de bodas en Nueva Jarillafotografo de bodas en Cadiz

 

fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-37

Cuando empiezas a caminar en esta larga historia llamada vida, nunca sabes lo que te deparará en un mañana. Un libro que vas escribiendo poco a poco y que, sin quererlo, cuando llegas a un capítulo de tu vida, tienes que volver a releer aquellos primeros capítulos que tenías olvidado. La vida es así, la familia, los amigos. Algunos suben al tren, otros se bajan, otros que se han bajado, cuando menos te lo esperas vuelven a subir.

Recuerdo aquel día. Suena el teléfono y una voz ronca me dice al otro lado del hilo telefónico, “-¿Adrí?, – Sí, ¿quién es?”, la abreviatura de mi nombre me indicaba que era alguien conocido, pero la verdad que no descifraba su voz. “Soy Pepe, Pepe Pajares”, ¡wow!, otra cosa no, pero los nombres y apellidos de los amigos de la clase del colegio se te quedan para siempre, tantos años los profes pasando lista, podría citar ahora mismo a decenas de compañeros con su nombre y dos apellidos.

Confidencias, miradas y besos, las fotografías reflejan todo el amor de la pareja

Con Pepe me tocó compartir los primeros años de enseñanza colegial. Recuerdo aquella afición por la NBA, sus Nike Jordan y sus camisetas de los Chicago Bulls que le llegaban por las rodillas. Excursiones, cumpleaños, partidos de futbol y alguna que otra trastada. Todo hasta que llegó el instituto, ahí nos dividimos, como con tantos otros compañeros.

Tan sólo han pasado 20 años (sólo), y ahora la vida nos ha hecho volver a encontrarnos, esta vez venía sin gorra, sin camisetas gigantes, pero traía de la mano de una chica llamada Lourdes. Lo trae loco, he visto gente enamorado pero pocos como él. Miradas, gestos, un apretón de manos o un besazo, todo tipo de cariños durante un día que sin duda, no olvidará jamás.

Cuando tenemos ceremonia con el padre Santi gastamos el doble de ‘carretes’. Si si, Santi es el mejor cura con el que me he topado nunca. Lo mismo te lleva las mochilas, que se quita para que hagas la foto, que le pide a cualquier invitado que diga unas palabritas a los novios y anime aquello, ¡genial!.

El hotel Barceló Sancti Petri presentaba una decoración exquisita para la boda

Desde la capilla del Carmen del poblado hasta el hotel Barceló Sancti Petri en un biplaza rojo descapotable. Ni viento, ni peinado pudieron con ellos para disfrutar de unos minutos a solas en un paseo por las calles de Chiclana, seguidos de cerca por decenas de coches de de invitados. Unas fotos de pareja por el gigantesco hotel antes de iniciar el cocktel. Primer brindis y a disfrutar durante unas horas de una explosión de detalles y sabores que salían de la cocina del Barceló. Todo cuidado, hasta el último detalle y de ello se encargó Sara Parro, nuestra amiga, todo corazón, cuidó con mucho gusto la decoración del evento, ¡un diez!.

El colofón final estaba por llegar. La discoteca del hotel es realmente espectacular. Decorada entorno al budismo, pantallas, mesas antiquísimas o camas donde tomarte una copa acostado, o casi. Fuera velo y a saltar. Eran poquitos pero venían con mucha fuerza. Una música muy selecta y a disfrutar en la recta final de una boda con un resultado espectacular.

Nosotros fuimos unos invitados más, de principio a fin nos integraron con sus amigos y familiares y disfrutamos junto con todos ellos del día de su boda, una día que nunca olvidarán y que nuestras fotos ayudarán a recordarlo una y mil veces más. Chicos, mil gracias, sois grandes personas, seguro que a partir de ahora nos veremos más a menudo. No perded nunca esos ojos brillantes llenos de amor. Sed felices, ¡es una orden!.

fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-01fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-02fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-03fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-04fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-05fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-06fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-07fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-08fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-09fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-10fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-11fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-12fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-13fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-14fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-15fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-16fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-17fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-18fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-19fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-20fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-21fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-22fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-23fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-24fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-25fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-26fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-27fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-28fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-29fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-30fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-31fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-32fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-33fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-34fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-35fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-36fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-37fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-38fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-39fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-40fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-41fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-42fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-43fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-44fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-46fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-47fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-48

fotografo-bodas-chiclana-barcelo-sancti-petri-45

fotografo-bodas-arcos-frontera0009

Desde niños juntos, desde niño han ido creciendo uno al lado del otro. Como un río han ido avanzando en la vida hasta llegar aquí, están a punto de dar un gran paso en su relación, se darán el sí quiero. En ese caminar no han estado solos, con ellos han caminado familiares y amigos, pero sin duda, ‘India’ ha sido una testigo de excepción, una yorkshire que ha sido siempre su nexo de unión, una perrita que no podía faltar a su preboda.

El río a su paso por Arcos fue nuestro escenario de preboda

El río Guadalete a su paso por Arcos de la Frontera nos deja una estampa preciosa que utilizamos de decorado para su sesión de preboda. Los tres, pasearon por los aledaños del río, nos contaron la historia de su relación y todo lo que tienen preparado para su gran boda, su gran fiesta. Chicos, se acerca el día, ¡a disfrutar!.

fotografo-bodas-arcos-frontera0001fotografo-bodas-arcos-frontera0002fotografo-bodas-arcos-frontera0003fotografo-bodas-arcos-frontera0004fotografo-bodas-arcos-frontera0005fotografo-bodas-arcos-frontera0006fotografo-bodas-arcos-frontera0007fotografo-bodas-arcos-frontera0008fotografo-bodas-arcos-frontera0009fotografo-bodas-arcos-frontera0010

08

Para nosotros es muy importante que nuestro trabajo salga siempre de nuestras manos. Son numerosas las ocasiones que nos plantean ser los encargados de recoger todos los momentos de una boda en los dos formatos, fotografía y video, cosa que hasta el momento nunca hemos aceptado. Tenemos unos principios y uno de estos es realizar siempre fotografía o video, nunca las dos opciones,de esta manera nos permite que el trabajo siempre salga de nosotros, omitiendo la posibilidad de subcontratar compañeros que cubran la otra opción o algún desconocido para la pareja que asista como segundo operador.

En esta ocasión, el día de la boda acompañamos a Jose y Clara realizando su recuerdo en formato video, mientras que casi dos meses más tarde, concertamos una tarde en un paisaje marinero, pescador y playero. De esta manera, de nuestras cámaras salieron video en el día de su boda y fotografías en el de su postboda, dos recuerdos diferentes en dos formatos diferentes que a buen seguro guardarán a buen recaudo…

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

Suele pasar y siempre lo escuché, pero hasta que no lo ‘sufres’ en tus carnes no te lo llegas a creer del todo. Nunca tuve perro y nunca lo quise, bueno, hasta hace poco más de un año. Después de que mi hermana insistiera un día sí y otro también, logró que entrara por las puertas una bolita de pelo negro. Tenía mucho miedo y era muy friolero. Le encantaba acostarse bajo la mesa de la estufa a pocos centímetros del radiador. Fueron pasando los días y hoy ‘Canon’, que así se llama, ha vuelto loco a toda mi casa. Te da la patita, te recibe dando saltos de alegría y le gusta dormirse muy cerquita de cualquiera de nosotros, nunca deja de sorprendernos.

Así es, yo lo escuchaba de otras familias y no podía llegar a entender lo que se llega a querer un perro. Por eso no nos sorprendimos cuando conocimos a la pareja que hoy os presentamos. Su invitada especial y a la que teníamos que hacer hincapié, se llamaba ‘Mía’. Era castaña, peluda y le encanta jugar con su muñeco, tu se lo tiras y ella te lo trae. La compañía de la preciosa ‘cocker’ ha llenado de acompañamiento muchísimas horas de la pareja en la capital. A tantos kilómetros de distancia de la ‘tacita de plata’, ‘Mía’ se ha ganado todo el cariño del mundo y ha conseguido hacerse un hueco en la familia.

Una boda desde la playa de la Victoria al baluarte de Los Mártires

Con unas impresionantes vistas a la playa de la Victoria comenzamos la jornada. Maquillaje, peluquería y camino de San Francisco. Allí la familia esperaba. Una amenización muy especial provocó que las lágrimas de Lupe asomaran sobre el altar. Papelillos por los aires y camino de la Alameda Apodaca. Unos ‘clicks’ de pareja mientras esperábamos a ‘Mía’, que sería protagonista de alguna de las fotografías de la sesión.

Es entonces cuando llegó la magia. Magia por el entorno y la puesta de sol privilegiada que pudimos disfrutar durante los aperitivos. Magia por una deliciosa comida preparada por el catering El Faro. Y magia por el fantástico Juan Tamariz, que llenó de cartas, caras de asombro y sonrisas, las mesas del precioso salón del baluarte de los Mártires. La fiesta comenzaba y entre bailes y disfraces, fueron adentrándose en la madrugada de uno de los días más mágicos de la vida de Jorge y Lupe.

Chicos, gracias por todo. Fue un placer acompañaros en un día tan especial. Gracias por la confianza que depositasteis en nosotros en plasmar en imágenes, para siempre, lo que fue un día realmente inolvidable. Sed felices.

 

fotografo cadiz

fotografo cadiz

fotografo cadiz

fotografo cadiz

fotografo cadiz

fotografo cadiz

fotografo cadiz

fotografo cadiz

boda san francisco cadiz

boda san francisco cadiz

boda san francisco cadiz

boda san francisco cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

boda catering el faro

catering el faro bodas cadiz

catering el faro bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

fotografo bodas cadiz

 

fotografo bodas benaocaz

Son poquitos los lugares donde aún se puede respirar aire puro, donde el único ruido que escuchas es el de los pájaros o cualquier otro animal que se acerque a los alrededores buscando comida. Poco antes de llegar a Ubrique, la carretera se bifurca y comienza a elevarse. Curvas peligrosas que llevan a la paz, a la tranquilidad, a Benaocaz. Hasta ese hermoso pueblo nos llevó esta pareja.

Entre las antiguas piedras de la ciudad Nazarí de Benaocaz

Atravesamos la antigua ciudad nazarí y disfrutamos de impresionantes vistas desde los distintos miradores. Es un pueblo pequeñito, desde donde parten rutas y caminos que Jesús se ha recorrido sobre ruedas, aunque esta vez, los únicos pedales que apretó sólo fueron los del coche. Agarró la mano de Rosa y emprendió un paseo por sus calles, nosotros fuimos simples testigos de una bonita puesta de sol, de una bonita historia de amor…

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

fotografo boda benaocaz

http://www.bodas.net/musica/alabrisa-djs-animadores--e27549/promociones/pack-dj-proyeccion--pr5535

http://www.bodas.net/musica/alabrisa-djs-animadores--e27549/promociones/pack-dj-proyeccion--pr5535

http://www.bodas.net/musica/alabrisa-djs-animadores--e27549/promociones/pack-dj-proyeccion--pr5535

fotografo bodas ronda

Todo está preparado. Sé que cuando Elena lea esto, una cosquilla por el estómago comenzará a revolotear. Está loca, loca con su boda. Lleva mucho tiempo preparando, pensando y cuidando hasta el último detalle. Bueno, Miguel también estará deseando que llegue, pero ya sabemos que los hombres para estas cosas somos más tranquilos.

Desde el primer día que quisieron contar con nosotros han confiado plenamente. No sólo en la fotografía, sino en todo lo demás. Hemos vivido de cerca sus preparativos y le hemos aportado algún que otro consejillo, idea o proveedor, esto de ir a tantas bodas aprendes hasta a llevar tres o cuatro platos en una misma mano ¡jejeje!.

La mágica Ronda

Nos fuimos una tarde camino de Ronda. Antes de entrar en esa mágica ciudad, realizamos una parada en una antigua estación de ferrocarril. Creíamos que estaba toda abandonada pero sólo fue una suposición, un minuto más tarde de bajar de esas vías, un tren de cercanías hizo temblar los cimientos, imaginaos nuestras caras.

Más tarde nos adentramos en el tajo y caminamos por esos senderos que te llevan hasta el mismo río. Y como todo lo que se baja, hay que subirlo, tocó la vuelta y emprender una caminata que nos dejó sin aliento. La tarde la coronamos con una cena en un lugar privilegiado. Volveremos…

Llegó su semana y aquí estamos, deseando que el calendario marque en rojo el día trece para vivir con ellos lo que será uno de los días más bonitos de sus vidas. Todo saldrá bien, seguro. Han puesto todo de su parte. Han pensado en en cada uno de sus invitados. Quieren que sus doscientos acompañantes estén lo más a gusto posible y se lleven consigo una gran experiencia del día de su boda. Seguro que sí. Disfrutad chicos. Disfrutad amigos.

 

fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda fotografo bodas ronda