Entradas

video de boda en sanlucar

Son muchas las ocasiones en las que nuestra comprometida agenda no nos deja asistir a todos los eventos que quisiéramos. Sábados en los que nuestro compromiso hacia las parejas que nos contratan está tatuado en nuestras agendas. Cumpleaños, fiestas o incluso otras bodas de amigos o familiares, son celebrados con nuestra ausencia. Lo sabemos y lo tenemos asimilado. No importa, nos gusta lo que hacemos y mientras que sea por trabajo, estas situaciones no pasan a tener mayor importancia. Bueno, a veces un poquito. Y es que cuando tu primo te dice que se casa, primo hermano, más hermano que primo, empiezas a pensar, cruzas los dedos y respiras hondo antes de escuchar la fecha. Un ojo en su boca y otro en la agenda. Venga, dispara, a ver si hay suerte…

Lo vaticiné hace algunos años. Siempre fue muy reacio a esto de tener novia, bueno, lo de casarse ya ni lo hablamos. “Primo, no digas eso… Cómo te venga una de frente no te salva ni…”. Y así fue, un día cualquiera conoció a Virginia y en unos años independizado y casado, quien lo diría… Son tal para cual. Eso que dicen que siempre está tu media naranja, cada vez lo creo más. Virginia es el complemento perfecto para Jose y Jose para Virginia. Estaban hechos el uno para el otro y las cosas del destino, un día va a Sanlúcar a un mosto y hoy estamos contando su boda.

Bueno volvamos a lo de antes, que me lío a escribir y no paro. Lo de las fechas y los eventos. Un día me llama Jose. “Adri, quiero hablar contigo, a ver si quedamos…”. A Virginia (la mía), se lo dije. Vir, esta gente se casan. Una cervecita en una terraza y soltó la noticia. Ahora lo de siempre, venga, la fecha, suelta la fecha… No tenían fecha. La reunión conmigo era para acordar una fecha. La de su boda. Una sensación de orgullo y responsabilidad comenzaba a fluir por mis venas. Quería que le hiciéramos el video y que por supuesto fuéramos. Siempre se lo agradeceré. Primero eligieron un mes y luego una quincena y de dos fechas, una estaba ocupada, la otra libre. ¡Esa es!, y esa fue…

Ceremonia civil en las entrañas del castillo de Santiago

Lo admito, estuve viendo los pronósticos desde quince días antes. Tenía parte de responsabilidad en que ese día el tiempo acompañara, habían elegido esa fecha por mí y ahora para que llueva o haga frío. El mal tiempo en las semanas previas presagiaban un día frío de octubre. El aperitivo sería en exteriores y con muchísimos detalles que no lucirían si las nubes se volvían en su contra. Pero no, no fue así. Fue tornándose un tiempo primaveral y nos encontramos con un día perfecto. El patio del castillo de Santiago tenía para todos los gustos, sol para los más frioleros o rincones sombríos para los calurosos.

Los previos fueron tranquilos. Virginia, acompañada de su familia y su inseparable perrita, se preparó con sus mejores galas y partió hacia el castillo. Allí esperaba Jose para iniciar una ceremonia emotiva. Primero fueron sus amigas, luego su hermana y terminó la propia novia leyendo una carta dirigida a todos los presentes, donde recordó al abuelo Manolo y al tío Pepe. Las lágrimas comenzaron a deslizar por las mejillas de todos los presentes. Al primero no tuve el honor de conocerlo pero al segundo sí. Mi infancia fue siempre muy cercana a su persona, lo daba todo, no habría palabras ahora para describirlo. Te fuiste muy pronto tito…

Ameno aperitivo y un rápido y delicioso almuerzo servido por catering Floreal nos llevó hasta la barra libre. Fue entonces Pakito Vidal el encargado de animar la fiesta hasta la madrugada. Lo pasamos en grande.

Primo, prima, fue de agradecer el gesto que tuvisteis para que pudiéramos estar allí y ahora contarlo con imágenes. Disfrutamos de principio a fin. Los invitados lo dieron todo y vosotros también. Sin duda será un día que no olvidaréis jamás. Gracias por todo. ¡Muakssss!. Sed muy muy felices…

 

video de boda en finca zamora

Desde que comenzamos en esto de las bodas, tuvimos claro no abarcar mucho más de lo que esté en nuestras manos. Nos referimos a varias bodas en un mismo día o cubrir fotografía y video en una misma boda. No, no queremos. Preferimos trabajar siempre juntos, siempre en el mismo palo. Esto nos ha ayudado a dar el cien por cien en cada boda. A conocernos a la perfección en cualquier indicación, mirada o situación. Sólo fotografía o sólo video. Hacemos las dos opciones pero nunca las dos a la vez. Es importante que nuestro trabajo siempre salga de nuestras manos y nuestra presencia siempre esté de principio a fin. Nuestros inicios fueron en el video y poco a poco fuimos introduciéndonos en la fotografía. Son cada vez menos las parejas que prescinden del video. Además de ser mucho menor la proporción de videógrafos frente a fotógrafos, el cambio en la forma de grabar o presentar las imágenes de una boda, ha provocado un aumento en la demanda de los servicios audiovisuales.

Ceremonia civil y celebración en la misma finca Zamora

Los videógrafos, durante años, siempre han estado bajo el regazo de los fotógrafos. Las parejas, acudían a un fotógrafo y éste le presentaba al ‘chaval del video’, era casi un complemento de la fotografía y elemento prescindido en muchas de las celebraciones matrimoniales. Ahora todo ha cambiado, muchísimo además y en la boda de Alejandro y Elvira lo pudimos comprobar. La situación nunca se nos había dado, era una mezcla de sorpresa y a la vez una carga aún mayor de responsabilidad. La pareja, había decidido prescindir del fotógrafo, así, cómo lo leen. Era la primera vez que cubriríamos un reportaje de video en solitario.

Un espectáculo de baile con caballos para iniciar la celebración

Después de atravesar Nueva Jarilla, comienza un carril que desemboca en una bonita finca. Un precioso jardín da la bienvenida a aquel precioso rincón, Finca Zamora, donde la acogida que recibimos siempre es maravillosa. Cesped sobre el que resposaba una magnífica cena a cargo del catering Avenida. Entramos por el pórtico de madera y atravesamos las librerías en busca de las escaleras. En la parte superior de la casa nos esperaba Elvira, nerviosa como en los días previos se asomaba entre las cortinas repasando el montaje de su ceremonia. Ante la fuente de la alberca fue el lugar elegido para el ‘sí quiero’. Enea hizo lo propio para magnificar el acto y la posterior cena y preparó una espectacular decoración. Flores, alfombras, velas y una zona ‘chill out’ con mucho gusto, hizo que la finca luciera aún más bonita.

La pareja no estaba sola, su perrita ‘Ela’ les acompañó en todo momento y tuvo su papel, ni más ni menos que la encargada de llevar sobre su lomo los anillos. Tras una fugaz ceremonia, un precioso espectáculo de caballos nos esperaba. Ya sólo quedaba la fiesta. Dj Tony, una vez más, puso todo de su parte para que los invitados se lo pasaran en grande hasta bien entrada la madrugada.

Chicos, gracias por vuestra confianza desde el primer momento. El día acompañó y todo salió de maravilla. Unos minutos para recordarlo y pronto tendréis la película completa de vuestra boda. Disfrutad y sed felices.

 

video de boda en sanlucar

La preparación de un evento como una boda se hace dura, presupuestos, reuniones, contratos, pruebas…, multitud de citas que se hacen cuesta arriba conforme se acerca la fecha, una fecha que, como nos comentan siempre las parejas, sirve para poner a prueba a su círculo de amistad, amigos que lo dan todo, familiares que están ahí cuando se les llama, o también, porque no, algún desengaño de alguien que esperabas más, son cosas de la vida y todo formó un antes y un después con la boda.

Las hermanas de las novias, un papel fundamental en una boda

La mano derecha de Bea se llama Cristina y es su hermana, estuvo pendiente en todo momento de todos los detalles de la boda, en los previos de la casa, con sus nervios, le dio por quitar cosas de la casa, un cenicero, la camisa del padrino para una entrevista, floreros e incluso la moto del patio, aunque ésta logramos que no se moviera… (jejeje). Temblando estaba en la puerta de la iglesia, minutos antes de la llegada de su hermana no podía contener los nervios y la emoción y casi que no podía aguantar entre sus dedos el cigarro.

Llegó el coche y con ella su padre del brazo, marinero de toda la vida, vestía un precioso chaqué de donde colgaban las condecoraciones que son testigos de toda una vida dedicada al mar, dedicada a la patria, cuya dedicación, nos contaba en su casa entre ojos cristalinos, no le había dejado disfrutar de la niñez de su Bea, de sus primeros pasos o cómo desde Puerto Rico recibía la noticia del nacimiento de su hijo, sentimientos de toda una vida que afloran en días tan especiales como éste.

Todo estaba preparado, desde muy temprano comenzaron a llegar gente a la pequeña iglesia de la Trinidad, José María esperaba del brazo de su madre en el altar mientras el coro comenzaba a entonar los primeros cantes que emocionaron durante la ceremonia a gran parte de los presentes. La calor fue exagerada, la humedad que hacía en el exterior se multiplicaba dentro de la iglesia que sólo conseguía ser apaciguado por los ventiladores o los socorridos abanicos que Bea había preparado para sus invitados.

Las bodegas Carbajo Ruiz, lugar escogido para la celebración

Mucha gente joven con ganas de fiesta salieron camino de las bodegas Carbajo Ruiz. El banquete sería escenario perfecto para agradecer a todas aquellas personas que ayudaron a que el gran día de José María y Beatriz fuera aún más grande. Diez cajas para diez amigas y un ramo para Cristina, que se envolvió en un abrazo con su hermana que explicaba todos los sentimientos vividos. Desde el escenario, el dj Pakito Vidal, nos tendría preparado un despliegue espectacular que hizo las delicias de todos los presentes. Me quedo con ese ‘ratito’ dónde todos los ‘treintañeros’ recordamos aquellos temas de nuestras primeras visitas a discotecas, absolutamente genial y la gente lo agradeció dándolo todo, una fiesta de campeonato que terminó al amanecer…

Chicos mil gracias, sois geniales. Vuestra confianza en nosotros fue incondicional, nos sentimos muy agradecidos. Os merecéis todo lo mejor y ahora viene esa guinda del pastel en forma de viaje, pasadlo bien y a seguir disfrutando. Sed felices.

 

video de boda en jerez

Tiempos de crisis y de búsqueda de trabajo, allá donde sea. Son muchas las parejas que, siendo de Jerez, se encuentran fuera de nuestra ciudad, hacen su vida, tienen trabajo pero añoran nuestras calles. Son muchas las que vuelven para su boda, son de aquí, se criaron aquí y su ‘sí quiero’ tenían claro que sería aquí. Parece fácil, pero no lo es, la organización de una boda en la distancia se hace complicada, la pareja que os traemos estuvo arropada por los suyos, sintió el calor de los que en Jerez permanecen e hicieron mucho más fácil la organización para que de un evento como este el resultado fuera impecable.

Por nuestra parte son cada vez más numerosos los encuentros que tenemos antes de la boda vía online, cambiamos la silla de un bar por la del escritorio, encendemos la webcam y compartimos un ratito hablando del gran día, de todo lo que tienen preparado y como no, nos sirve también para conocernos un poco más.

Sabía que su video sería el mejor recuerdo de su boda

Itahisa es una de nuestras fanáticas, puede sonar un poco pedante pero es la verdad, ella tenía claro que nosotros seríamos los que le acompañaríamos en el día de su boda. Sinceramente, fue de esas personas que te hacen sentirte bien, demasiado bien y te llegan a subir el ego al máximo. No quería fotógrafo (aunque al final si llevó), así lo escuchamos, nos contaba que con los recuerdos en video ella sabía que sería más que suficiente, es más, estaba dispuesta a cambiar la fecha de la boda ante la indisponibilidad de nosotros, ¿se puede pedir más…?.

Llegamos bien tempranito a su casa para recoger todos los momentos previos, nervios y las primeras lagrimillas vinieron acompañadas de un precioso ramo y una carta de Fran en su faceta más romántica. Antes de irnos en busca de Fran, le robamos un poco de tiempo al padrino que logró arreglar nuestra maleta, un contratiempo que solventó a las mil maravillas, ¡mil gracias!.

El convento dominico de Santo Domingo acogió la ceremonia

Muy cerca del convento de Santo Domingo, esperaba Fran junto a su familia, le tocaba a él, esta vez era un colgante acompañado de una carta de Ithaisa que le hizo tragar saliva mientras su sobrinito no perdía ojo de todo lo que sucedía en aquella habitación. Todo estaba listo, el coro rociero ‘Al Alba’ nos anunciaba que por la alfombra roja ya caminaba Itahisa. Un ‘sí quiero’, un par de anillos y camino del arroz, pero antes otra sorpresa, la banda de la Sentencia aguardaba en la capilla del Señor de la Oración en el Huerto para tocar el himno nupcial y posteriormente unos acordes ‘semanasanteros’ ante la cara de asombro de Fran.

Un paseo entre amigos por las calles del centro para llegar al bonito hotel Palacio Garvey, sus cristaleras acogían el aperitivo antes llegar al salón donde tendría lugar nuestra proyección, un pequeño video que resumiría todo lo vivido hasta el momento y que ahora compatimos con vosotros.

Chicos, gracias por todo, sois geniales y se merecéis todo lo mejor. Gracias por vuestra atención en todo momento. Revivid una y mil veces vuestro gran día con estos minutitos, pronto tendréis más. Muchos besitos al otro lado del estrecho y sed muy felices.

 

video boda cadiz

Tenía ganas de hablar y de expresar lo contenta que estaba. La madre de Miriam con varias frases, me resumió su niñez, su historia y sobre todo el amor que irradia esta pareja y sabía que me ayudaría a contar lo que ocurriría en ese precioso día. Mucho trasiego de familiares y amigos mientras Miriam se daba los últimos retoques.

La sorpresa estaba al final de la ceremonia, donde el coro le tenía preparado una canción que llegó a emocionarla. LLuvia de arroz y pétalos antes de dirigirnos a las bodegas Real Tesoro, donde el catering Luma sería el encargado de servirnos la cena. Se abrió el techo y comenzó un baile de lo más animado de la mano de Sonido Albeva. Enhorabuena pareja, sed felices…

video boda cadiz

Hace 25 años que Salvador y Miriam contrajeron matrimonio. Por aquel entonces, la situación de la pareja era muy distinta. El embarazo de Miriam no le dejó disfrutar en su totalidad de aquel bonito día. Fue una boda organizada por Salvador, por lo que Miriam venía dispuesta a desquitarse de todo aquello que no pudo hacer, organizando una boda con mucho cariño, preparando un día completo, plagado de detalles y de grandes profesionales con los que trabajamos durante toda la jornada.

La iglesia de Valdelagrana, lugar para la ceremonia

La mañana comenzó muy temprano, el pequeño Dani placaba los nervios con sus partidos de futbol en la Nintendo, aférrimo del Real Madrid, no quería ni escuchar hablar de Messi… Salvi y Miriam, los abuelos y muchos familiares que iban llegando, se ataviaban con sus mejores galas para disfrutar de un fantástico día. Tras el ‘first look’, un bonito Rolls-Royce llevaba a la pareja hasta las puertas de la iglesia. A su salida, la lluvia hizo su aparición hasta poco más de la sobremesa.

Un banquete en Sherry Golf Jerez

Las notas desde un piano, amenizaron un almuerzo que tuvo como colofón una emotiva carta que Miriam (hija) dedicó a sus padres, emocionando a todos los presentes. La música de José Manuel Cabrales y nuestro Photobooth, pusieron su granito de arena para que la diversión se apoderara del salón hasta bien entrada la noche. Amigos, que la felicidad os acompañe para siempre… Un abrazo

video de boda en jerez

El día de una boda, aparte del paso que das, del ‘sí quiero’ y de que pasas de soltero a casado, es algo más. El día de la boda es el único día que tienes a todos tus familiares juntos, tanto de una parte como de otra, a todos los amigos juntos, vecinos, personas que han significado algo en tu vida. El día de tu boda es el único día que tienes a todos tus seres queridos contigo, ya nunca más se juntarán, puedes tener un niño, bautizarlo o cumplir 25 años de casados, siempre habrá alguien que eches en falta.

Siempre me gusta recordar esto a las parejas que acompañamos, porque si tienes que agradecer algo, el día de tu boda es el día perfecto, si tienes que recordar a alguien, el día que te casas es el momento perfecto y así fue. La boda de Enrique y Antonia se me quedará grabada por ese momento junto al altar, ese preciso momento en que Enrique se hace con el micrófono y hace presente a tanta gente que lo dieron todo por ellos, a esos abuelos que darían lo que fueran porque hubieran estado sentado en una banca. Ese momento en que padrinos, testigos, Virginia y hasta un servidor, no pudimos contener las lágrimas. Cuando las palabras salen del corazón, te llegan al corazón y así fue impactando en cada uno de los corazones que estábamos en la basílica.

Antonia iba guapísima. Toñi fue de esas novias que te sorprenden, que la ves entrar por la iglesia y arranca de dentro el grito de ¡guapa!. Espectacular. Juntos hacen una extraordinaria pareja. Ella es del barrio, vive a pocos metros de La Merced, son rocieros y cofrades y se han ido de viaje a Cuba… ¡arggggg, qué envidia!. Me encanta Cuba, es el único destino al que volvería a repetir. Estoy deseando que me enseñen las fotos que han disparado en la isla pero mientras, os voy a mostrar el vídeo que le proyectamos en su boda, en una de las bodegas de González Byass  y que emocionó a Antonia, también podréis ver en la parte inferior sus reacciones.

Amigos, gracias por todo. Fantástica la boda, disfrutamos muchísimo y estos minutitos os servirán para recordarla. A ser muy felices y que yo lo vea. ¡Un abrazo!