Entradas

video de boda en sanlucar
, ,

Jose + Virginia. Boda en Castillo de Santiago [Sanlúcar de Barrameda, Cádiz]

Son muchas las ocasiones en las que nuestra comprometida agenda no nos deja asistir a todos los eventos que quisiéramos. Sábados en los que nuestro compromiso hacia las parejas que nos contratan está tatuado en nuestras agendas. Cumpleaños, fiestas o incluso otras bodas de amigos o familiares, son celebrados con nuestra ausencia. Lo sabemos y lo tenemos asimilado. No importa, nos gusta lo que hacemos y mientras que sea por trabajo, estas situaciones no pasan a tener mayor importancia. Bueno, a veces un poquito. Y es que cuando tu primo te dice que se casa, primo hermano, más hermano que primo, empiezas a pensar, cruzas los dedos y respiras hondo antes de escuchar la fecha. Un ojo en su boca y otro en la agenda. Venga, dispara, a ver si hay suerte…

“Emotiva ceremonia en las entrañas de una fortaleza del siglo XV. El castillo de Santiago se vistió de gala para aunar a dos familias, Sanlúcar de Barrameda y Jerez…”

Lo vaticiné hace algunos años. Siempre fue muy reacio a esto de tener novia, bueno, lo de casarse ya ni lo hablamos. “Primo, no digas eso… Cómo te venga una de frente no te salva ni…”. Y así fue, un día cualquiera conoció a Virginia y en unos años independizado y casado, quien lo diría… Son tal para cual. Eso que dicen que siempre está tu media naranja, cada vez lo creo más. Virginia es el complemento perfecto para Jose y Jose para Virginia. Estaban hechos el uno para el otro y las cosas del destino, un día va a Sanlúcar a un mosto y hoy estamos contando su boda.

Bueno volvamos a lo de antes, que me lío a escribir y no paro. Lo de las fechas y los eventos. Un día me llama Jose. “Adri, quiero hablar contigo, a ver si quedamos…”. A Virginia (la mía), se lo dije. Vir, esta gente se casan. Una cervecita en una terraza y soltó la noticia. Ahora lo de siempre, venga, la fecha, suelta la fecha… No tenían fecha. La reunión conmigo era para acordar una fecha. La de su boda. Una sensación de orgullo y responsabilidad comenzaba a fluir por mis venas. Quería que le hiciéramos el video y que por supuesto fuéramos. Siempre se lo agradeceré. Primero eligieron un mes y luego una quincena y de dos fechas, una estaba ocupada, la otra libre. ¡Esa es!, y esa fue…

Lo admito, estuve viendo los pronósticos desde quince días antes. Tenía parte de responsabilidad en que ese día el tiempo acompañara, habían elegido esa fecha por mí y ahora para que llueva o haga frío. El mal tiempo en las semanas previas presagiaban un día frío de octubre. El aperitivo sería en exteriores y con muchísimos detalles que no lucirían si las nubes se volvían en su contra. Pero no, no fue así. Fue tornándose un tiempo primaveral y nos encontramos con un día perfecto. El patio del castillo de Santiago tenía para todos los gustos, sol para los más frioleros o rincones sombríos para los calurosos.

Los previos fueron tranquilos. Virginia, acompañada de su familia y su inseparable perrita, se preparó con sus mejores galas y partió hacia el castillo. Allí esperaba Jose para iniciar una ceremonia emotiva. Primero fueron sus amigas, luego su hermana y terminó la propia novia leyendo una carta dirigida a todos los presentes, donde recordó al abuelo Manolo y al tio Pepe. Las lágrimas comenzaron a deslizar por las mejillas de todos los presentes. Al primero no tuve el honor de conocerlo pero al segundo sí. Mi infancia fue siempre muy cercana a su persona, lo daba todo, no habría palabras ahora para describirlo. Te fuiste muy pronto tito…

Ameno aperitivo y un rápido y delicioso almuerzo servido por catering Floreal nos llevó hasta la barra libre. Fue entonces Pakito Vidal el encargado de animar la fiesta hasta la madrugada. Lo pasamos en grande.

Primo, prima, fue de agradecer el gesto que tuvisteis para que pudiéramos estar allí y ahora contarlo con imágenes. Disfrutamos de principio a fin. Los invitados lo dieron todo y vosotros también. Sin duda será un día que no olvidaréis jamás. Gracias por todo. ¡Muakssss!. Sed muy muy felices…

 

video boda cadiz
, ,

J + E. Boda en capilla de San Nicolás, Salón los Toreros [Sanlúcar de Barrameda]

Parejas cómo estas hacen que ames aún más tu profesión. Puede sonar a tópico, pero es la realidad. Desde la primera reunión apostaron por nosotros, mantuvimos el contacto por Facebook, nos hicieron llorar en la grabación de su ‘love story’, preparamos todos los detalles y horarios de su boda de nuevo en Casa Balbino con unas tortillitas de camarones por delante…

Y llegó su gran día, donde brindamos con vino sanluqueño desde muy temprano, su familia nos atendió como unos invitados más, el ‘tito Migue’ siempre atento nos ayudó a recoger los tiestos, nos disfrazamos con ellos en el Photobooth, nos emocionamos de lo lindo viendo tantas lágrimas reflejadas ante el proyector, recibimos las felicitaciones de numerosos invitados, nos lo pasamos en grande con Dj ITV y nos despidieron con una sevillana de la voz del propio novio después de 18 horas de boda…

¿se puede pedir más…?. Gracias, mil gracias, sois geniales, ustedes, vuestra familia y vuestros amigos. Impregnáis de vuestra sencillez y alegría a todos los que os rodean. Sed muy felices, os lo merecéis. Un abrazo y ahora a disfrutar de vuestro viaje, que no quede ni una sola botella de manzanilla viva en ese barco… 😉

video boda cadiz
, ,

Manuel + Bea. Boda en Iglesia de San Dionisio, Bodegas Pajarete [Jerez]

La boda de Lolo y Bea fue de esas bodas que recorres todos los sentimientos a lo largo del día. Nos hicieron llorar en sus casas, sus detalles, sus agradecimientos y la dulzura con que sus madres nos contaban lo que supondría para ellas la marcha de sus niños, no nos dejaron indiferentes. Lolo se emocionó recordando el día que la conoció y el día que le pidió matrimonio y no pudo resistirse cuando Bea se iba acercando al altar.

Quedó como anécdota el olvido de su cancán, unos muñecos super personalizados junto a la tarta sorprendieron a la pareja y la magnífica puesta en escena del ‘petardo’ con su Bisbal, nos hizo disfrutar a todos a base de carcajadas. Vuestro trato fue increible, nos sentimos cómo uno más, os lo agradecemos de verdad. Esperamos que estos minutos os hagan recordar aquel maravilloso día. Un abrazo.