Entradas

video boda cadiz

No por preparar una boda con menos tiempo, saldrá peor… y cómo ejemplo tenemos a Ricardo y Pilar, prepararon su boda en un tiempo record y salió todo genial. La plaza Benaocaz estaba espectante a la salida de Pili, no os miento, había señoras una hora antes en su portal…

Aitana esperaba que su abuela comenzara a vestirse mientras veía un nuevo capítulo de su querido Mickey. En Princic-Jerez Riky se apretaba la corbata en busca de la basílica de la Merced, bajo unas nubes que aguantaron la llegada de Pili, puro nervio. El parque de bomberos y el hotel Palacio Garvey fueron los escenarios de nuestras imágenes de exteriores.

El ‘Love Story’ que le preparamos con Aitana como protagonista, consiguió arrancar las risas y lágrimas de muchos presentes. Quedaba lo mejor, Dj Tony tenía en sus manos un gran grupo de jóvenes y no tan jóvenes dispuestos a darlo todo, sólo habría esperar un poco para disfrutar de una auténtica fiesta… Creo que nos llevamos de este día unos grandes amigos. Vuestro trato fue exquisito, gracias de verdad. Sed felices…

video de boda en san fernando y chiclana

En estos días de crisis, son cada vez más numerosas las bodas con pocos invitados. La asistencia a una boda requiere de unos gastos que muchos no se pueden permitir. Bodas de doscientos invitados llegamos a verlas reducidas hasta en un 70%.

La boda que hoy os traigo me encantó, no recuerdo una boda con tan poquitos invitados. Sesenta elegidos llegados de muchas partes del mundo dispuestos a darlo todo, dispuestos a pasarlo bien y a disfrutar de un día único para esta extraordinaria pareja.

Comenzamos en la habitación de hotel, la nerviosísima Anahí estaba acompañada de sus inseparables amigas que en todo momento estuvieron a su lado. Compartieron sonrisas, lágrimas, abrazos y tatuaje, una inscripción en sus cuerpos que recuerda siempre que estarán ahí y más, en un evento como este.

El tiempo nos respetó y pudimos disfrutar de una bonita puesta de sol. Volvíamos de nuevo a ‘Azahar Costa’, allí nos tratan de lujo y no dejamos ni resto de su ‘solomillo Wellington’. Llegó el postre y llegó la hora de nuestra proyección, una edición en directo que sorprendió gratamente a muchos de los presentes.

Chicos, sois sencillos, sois geniales. Lo pasamos en grande. Gracias por vuestro trato. Os merecéis lo mejor. Disfrutad de la compañía de la abuelita y sed muy felices.