Entradas

fotografo bodas sanlucar
,

Anton + Paola. Preboda en Doñana

Ir al Rocío requiere de mucho esfuerzo. Por una parte es costoso, la realidad es que no es barato ir a la aldea. También debes disponer de una reunión, hay que agruparse para compartir gastos y eso requiere que tengas algún conocido dentro de alguna de ellas, requiere que te acepten y requiere de una convivencia con personas que casi ni conoces. El tema de vacaciones si trabajas es otra piedra que debes de saltar. En definitiva, es complicado, mucho y conozco a muchas personas que son rocieros y nunca han vivido el Rocío de los cuatro días y mucho menos han hecho el camino.

Nosotros somos privilegiados, cumplimos muchos de los anteriores requisitos y este año hemos podido disfrutar de una parte de los once días de Rocío. El camino de vuelta fue el elegido, o mejor dicho, lo que nos pudimos permitir. Seis parejas fuimos descubriendo las dunas, los pinares y las marismas, atravesando un entorno único hasta llegar a Sanlúcar donde, poco antes de embarcar, paramos los coches y se bajó una de las parejas.

Son amigos, son rocieros. Llevan años haciendo el camino pero éste, sin duda, ha sido más que especial. Traían sus botos llenos de fiesta, cante y baile, venían cargados de rebujito y brindis, con una mochila llena de camisas partidas y mil deseos a la Virgen. Fueron diez minutos, no más, diez minutos a solas en un rincón especial. A un lado el río Guadalquivir, a otro lado mi cámara. Quizás no tuvimos todo el tiempo que hubiésemos querido, pero esos minutos bastaron para guardar para siempre sus caras de felicidad, su último Rocío de solteros, unas imágenes que harán que recuerden el que sin duda, habrá sido su Rocío más especial…

 

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo bodas jerez

fotografo doñana