preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-6

A menudo realizamos fotografía de parejas, las llamadas prebodas, sesiones donde los prometidos pasean en algún lugar especial mientras nosotros captamos instantáneas de ese amor. Es un clásico y aunque a veces hemos hecho alguna de parejas mayores, nunca habíamos tenido la oportunidad de hacerlo con una pareja de oro.

Ellos son Salvador y Antonia, son mis tíos y llevan más de 50 años casados. Parecerá un tópico, pero su amor ha perdurado durante todos estos años. Después de medio siglo de su “sí quiero”, ellos siguen paseando de la mano y diciendo los “te quiero” una y otra vez.

Un paseo por el campo después de 50 años de casados

El trabajo de mi padre estaba en los bajos de su bloque y los sábados era mi destino. En aquella plazoleta jugaba al futbol, a botella o las cartas, apostando estampas de futbolistas de la época. Todos esperábamos la llegada del camión para descargar las cajas de productos destinados a reponer las estanterías de la tienda de mi padre para, a cambio, tener unos litros de casera gratis.

Mi tía siempre ha sido muy espléndida en la comida y sus visitas terminaba en una buena fritas de patatas fritas con huevos, mi plato preferido. Ahora miro el “telefonillo” y calculo mi altura de aquellos entonces cuando no llegaba al número 4, tenía que esperar que alguien pasara para pedirle que me llamara a su casa.

Un caso puntual de salud familiar hizo que tuviera que vivir unos días en su casa. Aún recuerda con una sonrisa mis equivocaciones al llamarla mamá. De aquella casa también salíamos varios nazarenos y monaguillos cada madrugada de Viernes Santo, con el Opel Corsa lleno de túnicas negras y la bandeja de atrás con una montaña de capirotes.

Ha llovido mucho desde aquellos entonces, los años no pasan en balde y no quería dejar pasar la oportunidad de pasar una tarde con ellos y mi cámara, unas fotografías que reflejen la actualidad y sus 50 años de amor a sus más de 80 años de edad. Unos cafés, unas palmeras de huevo y un paseo para conocer, de su propia voz, las batallitas de la primera vez que se vieron y como llegaron a su primer beso…

preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-1 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-2 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-3 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-4 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-5 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-6 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-7 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-8 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-9 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-10 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-11

preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-14preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-12 preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-13  preboda-fotografia-bodas-oro-jerez-15

feria-del-caballo-jerez-14

Punto de encuentro de amigos, familia y compañeros de trabajo. El real de la feria se transforma durante una semana para acoger el evento de más transcendencia internacional de la ciudad, la feria del caballo.

Cientos de caballos pasearán durante una semana guiados por jinetes y amazonas perfectamente ataviados. El albero se convierte durante el día en un bonito escenario para disfrutar de la belleza de este espectacular animal que da nombre a la feria de Jerez.

Durante unas horas, cámara en mano, estuvimos captando imágenes del discurrir de los coches de caballos por el parque González Hontoria. Aquí compartimos una breve selección

feria-del-caballo-jerez-1

feria-del-caballo-jerez-8 feria-del-caballo-jerez-3  feria-del-caballo-jerez-7

feria-del-caballo-jerez-6 feria-del-caballo-jerez-9

feria-del-caballo-jerez-5feria-del-caballo-jerez-10 feria-del-caballo-jerez-11 feria-del-caballo-jerez-12

feria-del-caballo-jerez-2 feria-del-caballo-jerez-13 feria-del-caballo-jerez-14 feria-del-caballo-jerez-15 feria-del-caballo-jerez-16

fotografo-bodas-almeria-9

Es importante hacerlo bien. Darlo todo en cada una de las bodas es una obligación, no sólo por la pareja que te contrató, sino porque nunca sabes quien te está viendo y si hay junto a ti un futuro cliente.

Cruzar Andalucía desde Occidente a Oriente en busca de la última provincia. Era la primera vez que pisábamos Almería y llegamos hasta un pueblo de campesinos cerquita de El Ejido, Berja. Nos gusta ir con tiempo e hicimos noche en uno de los dos hoteles de la población.

Tras casi cinco horas de camino, el hambre asomaba y nos sentamos en el famoso Cahete, allí probamos las exquisiteces de un bar de los años sesenta con cocina casera y cerveza de litro, ¡espectacular!.

La Virgen de la Gádor presidía el altar de la parroquia

Amanecía nublado pero teníamos la certeza de que el tiempo no se entrometería en el gran día de Javier y Carmen. Recorridos por las casas y la peluquería captando los nervios de los previos antes de llegar la parroquia de La Anunciación. La iglesia estaba distinta, estaba especial teniendo la Virgen en el altar, tan sólo quedaban unos días para volver a su ermita pero antes iba a presidir la ceremonia.

Miradas de complicidad, abrazos y alguna que otra lágrima, momentos emotivos que contrastaban con lo que estaba por llegar, la gran fiesta. Un juego musical entre plato y plato sacó lo mejor de cada uno, dejándonos instantáneas que los novios nunca olvidarán. Ya solo quedaba bailar y bailar, y así lo hicieron…

Chicos, gracias por vuestra confianza. Compartimos algunos momentos de vuestro gran día. Muy pronto más, mucho más. ¡Sed felices!

fotografo-bodas-almeria-1

fotografo-bodas-almeria-5

fotografo-bodas-almeria-11

fotografo-bodas-almeria-8

fotografo-bodas-almeria-20

fotografo-bodas-almeria-10

fotografo-bodas-almeria-3

fotografo-bodas-almeria-22

  fotografo-bodas-almeria-7

fotografo-bodas-almeria-2fotografo-bodas-almeria-21

fotografo-bodas-almeria-9

fotografo-bodas-almeria10-1fotografo-bodas-almeria-19 fotografo-bodas-almeria-14 fotografo-bodas-almeria-13

boda-berja-almeria

fotografo-bodas-almeria-23

fotografo-bodas-almeria-12      fotografo-bodas-almeria-6

 

principal-semana-santa-jerez2

Ya no hay excusas. La tecnología avanza a pasos agigantados y ahora llevamos en el bolsillo máquinas capaces de hacer casi cualquier cosa, desde llamar, hasta grabar todo lo que ocurre a tu alrededor.

Así fue, por una vez y sin que sirva de precedente, solté la cámara de fotos en casa y me eché a la calle con lo puesto: un Iphone 6 y una batería portátil. De esta forma fui recorriendo rincones de mi ciudad transformados por la Semana Santa.

Todas las imágenes y sonidos han sido grabados íntegramente con un Iphone

Sentir el paso de una cofradía, su gente, su olor y sus sonidos, todo es distinto en cada una de ellas. Jerez y su Semana Santa es posible vivirla de muchas maneras, esta vez, me decidí a verla a través de la pantalla de mi smartphone y esto fue lo que salió…

boda-jerez-san-dionisio

El almuerzo de una boda puede llegar a ser aburrido. Después de horas de peluquería, maquillaje, la ceremonia y llegar a un banquete que dure varias horas, la morriña de esa hora puede hacer mella. Un servicio rápido, una copa en la mesa o unos juegos, puede ser la solución para activar a todos los invitados y que sirva de preámbulo del baile. En esta ocasión se decantaron por la última opción y de la mano de Jose Bravo, pasó lo que pasó.

Es verdad que al final es con lo que te quedas. “¡Vamos todos!, ¡vamos a regalarle a los novios un momentazo!, ¡vamos a darlo todo!” ¿Todo?, no se dejaron nada dentro, así fue. Una mesa, luego otra mesa y cada una al escuchar su canción asignada, iban levantándose, dando vueltas alrededores, chillando, disfrazándose, saltando o incluso subiéndose encima de las sillas o mesas, ¡una auténtica locura!

Bodegas Pajarete acogió el banquete de la boda, una auténtica fiesta

No sabíamos donde apuntar con nuestras cámaras, Virginia y yo sin descanso, durante los diez minutos que duró el juego, recogiendo esas caras de felicidad y las locuras que iban maquinando una mesa tras otra. Quedaba la nupcial para el último lugar y no se cortaron un pelo. Botella de cava en mano, subieron novio y novia a la mesa y vaciaron la botella por los aires, llegando gotas a la pobre abuela que observaba todo con una sonrisa pensando como había cambiado esto de las bodas en los últimos tiempos.

Pero si esto fue un momentazo, no menos lo fue la entrada en el banquete, que con la música de “Sobre tablas”, los invitaron acogieron a la pareja bailando con ella y las primeras lágrimas comenzaron a florecer. Pareja, gracias por todo. Fue un placer formar parte de vuestro gran día y vivir de cerca toda la jornada recogiendo todos los momentos para vuestra película de boda. Sed felices, os lo merecéis.

 

boda-jerez-san-dionisio2 boda-jerez-san-dionisio3 boda-jerez-san-dionisio4 boda-jerez-san-dionisio5 boda-jerez-san-dionisio6

boda-jerez-san-dionisio

video-boda-sanlucar-barrameda6

Recuerdo aquella boda en la que lo conocí, en la barra de uno de los salones de la provincia que frecuentamos cada fin de semana. Hablamos de todo, pero sobre todo de negocios, de páginas webs y de tantas cosas que rodean a los autónomos. Con la sonrisa siempre del que le gusta su trabajo, se prestó a echar todo el humo que la máquina daba para que nuestras fotografías del baile salieran con un ambiente especial.

Más tarde llegaron más bodas en las que coincidimos y por fin una de invitados, para disfrutar hasta el final con él. Su sesión ochentera sonó por primera vez para nosotros y la pista se llenó. Su profesionalidad y su pasión por su oficio, delataba de sobra de que no le faltaría trabajo, incluso que cobraba poco para su puesta en escena y la demanda que tenía, sólo necesitaba una pequeña inyección de confianza.

La amistad se fue forjando y conocimos a Mariló, su media naranja y el proyecto del anillo con el que Paquito quería sorprenderla para pedirle matrimonio. “Adri, quiero darle una sorpresa a Mariló, quiero grabar un video, proyectarlo en el cine y darle el anillo de compromiso”, ¡buag!, ¡qué papelón!, a darle vueltas a la cabeza a ver que inventábamos, Paquito estaba dispuesto a todo y salió esto.

Desde San Nicolás al salón El Menuito

Llegaron los previos de la boda y las urgencias, los contratiempos y la organización de un evento con más de 300 personas, que no se tornaba nada fácil pero que con amor e ilusión, sabía que todo iba a salir genial.

Recorrimos las casas, conocimos a sus familias y nos emocionamos en la ceremonia. Nos reímos hasta llorar en el banquete y como no, terminamos bailando con el espectáculo de luz y sonido que había preparado Paquito para todos los invitados.

Estuvimos hasta el final y acabamos fundidos, igual que todos y cada uno de los trabajadores con los que contó Paco para su boda, que lo dieron todo. No es fácil nunca trabajar para alguien del gremio y más con la exigencia que se había puesto la pareja para su gran día, pero a las personas buenas, solo le pueden pasar cosas buenas, por eso todo salió de lujo.

Amigos, gracias por todo, por vuestra confianza ciega en nosotros y nuestro trabajo, le hemos puesto todo el cariño del mundo para que podáis recordar siempre y de la mejor manera, aquel maravilloso día de vuestra boda, ¡un abrazo!.

video-boda-sanlucar-barrameda5 video-boda-sanlucar-barrameda2 video-boda-sanlucar-barrameda1 video-boda-sanlucar-barrameda4