Una colección de artículos donde te mostramos resúmenes de bodas, pequeños trailers que te contarán lo que ocurrió en el ‘sí quiero’ de cada pareja.

boda-jerez-san-dionisio

El almuerzo de una boda puede llegar a ser aburrido. Después de horas de peluquería, maquillaje, la ceremonia y llegar a un banquete que dure varias horas, la morriña de esa hora puede hacer mella. Un servicio rápido, una copa en la mesa o unos juegos, puede ser la solución para activar a todos los invitados y que sirva de preámbulo del baile. En esta ocasión se decantaron por la última opción y de la mano de Jose Bravo, pasó lo que pasó.

Es verdad que al final es con lo que te quedas. “¡Vamos todos!, ¡vamos a regalarle a los novios un momentazo!, ¡vamos a darlo todo!” ¿Todo?, no se dejaron nada dentro, así fue. Una mesa, luego otra mesa y cada una al escuchar su canción asignada, iban levantándose, dando vueltas alrededores, chillando, disfrazándose, saltando o incluso subiéndose encima de las sillas o mesas, ¡una auténtica locura!

Bodegas Pajarete acogió el banquete de la boda, una auténtica fiesta

No sabíamos donde apuntar con nuestras cámaras, Virginia y yo sin descanso, durante los diez minutos que duró el juego, recogiendo esas caras de felicidad y las locuras que iban maquinando una mesa tras otra. Quedaba la nupcial para el último lugar y no se cortaron un pelo. Botella de cava en mano, subieron novio y novia a la mesa y vaciaron la botella por los aires, llegando gotas a la pobre abuela que observaba todo con una sonrisa pensando como había cambiado esto de las bodas en los últimos tiempos.

Pero si esto fue un momentazo, no menos lo fue la entrada en el banquete, que con la música de “Sobre tablas”, los invitaron acogieron a la pareja bailando con ella y las primeras lágrimas comenzaron a florecer. Pareja, gracias por todo. Fue un placer formar parte de vuestro gran día y vivir de cerca toda la jornada recogiendo todos los momentos para vuestra película de boda. Sed felices, os lo merecéis.

 

boda-jerez-san-dionisio2 boda-jerez-san-dionisio3 boda-jerez-san-dionisio4 boda-jerez-san-dionisio5 boda-jerez-san-dionisio6

boda-jerez-san-dionisio

video-boda-sanlucar-barrameda6

Recuerdo aquella boda en la que lo conocí, en la barra de uno de los salones de la provincia que frecuentamos cada fin de semana. Hablamos de todo, pero sobre todo de negocios, de páginas webs y de tantas cosas que rodean a los autónomos. Con la sonrisa siempre del que le gusta su trabajo, se prestó a echar todo el humo que la máquina daba para que nuestras fotografías del baile salieran con un ambiente especial.

Más tarde llegaron más bodas en las que coincidimos y por fin una de invitados, para disfrutar hasta el final con él. Su sesión ochentera sonó por primera vez para nosotros y la pista se llenó. Su profesionalidad y su pasión por su oficio, delataba de sobra de que no le faltaría trabajo, incluso que cobraba poco para su puesta en escena y la demanda que tenía, sólo necesitaba una pequeña inyección de confianza.

La amistad se fue forjando y conocimos a Mariló, su media naranja y el proyecto del anillo con el que Paquito quería sorprenderla para pedirle matrimonio. “Adri, quiero darle una sorpresa a Mariló, quiero grabar un video, proyectarlo en el cine y darle el anillo de compromiso”, ¡buag!, ¡qué papelón!, a darle vueltas a la cabeza a ver que inventábamos, Paquito estaba dispuesto a todo y salió esto.

Desde San Nicolás al salón El Menuito

Llegaron los previos de la boda y las urgencias, los contratiempos y la organización de un evento con más de 300 personas, que no se tornaba nada fácil pero que con amor e ilusión, sabía que todo iba a salir genial.

Recorrimos las casas, conocimos a sus familias y nos emocionamos en la ceremonia. Nos reímos hasta llorar en el banquete y como no, terminamos bailando con el espectáculo de luz y sonido que había preparado Paquito para todos los invitados.

Estuvimos hasta el final y acabamos fundidos, igual que todos y cada uno de los trabajadores con los que contó Paco para su boda, que lo dieron todo. No es fácil nunca trabajar para alguien del gremio y más con la exigencia que se había puesto la pareja para su gran día, pero a las personas buenas, solo le pueden pasar cosas buenas, por eso todo salió de lujo.

Amigos, gracias por todo, por vuestra confianza ciega en nosotros y nuestro trabajo, le hemos puesto todo el cariño del mundo para que podáis recordar siempre y de la mejor manera, aquel maravilloso día de vuestra boda, ¡un abrazo!.

video-boda-sanlucar-barrameda5 video-boda-sanlucar-barrameda2 video-boda-sanlucar-barrameda1 video-boda-sanlucar-barrameda4

boda-quinto-cecilio-don-benito-medellin

No sé como será, pero debe ser una noche de sofá. Por la noche, después de una larga jornada de trabajo cuando tú o tu pareja hace la pregunta del millón, ¿nos casamos?. A partir de ahí, a partir del sí, todo empieza a girar entorno a un día. Comienza la investigación sobre el lugar para la celebración, los vestidos que se llevan este año o el lugar soñado para vuestra luna de miel. Todo tiene cabida en una boda, vosotros decidís el importe económico que queréis invertir en vuestro gran día, ¿un grupo?, ¿un coche antiguo?, ¿un fotógrafo más caro?, ¿un vestido del un diseñador top?.

Nos fuimos a la provincia de Badajoz, recorriendo las ciudades de Don Benito y Medellín

La pareja que hoy os traemos tenía claro una que querían un video y que nosotros seríamos los encargados de hacerlo realidad. Nos llevaron a más de 300 kilómetros y no una vez, sino dos veces, para grabar momentos felices de sus vidas. Nos conocieron hace algunos años en la boda de un familiar y desde entonces tenían claro que ocuparíamos una silla en su banquete. La fecha cuadró y allí que nos fuimos, una nueva aventura en una comunidad que nunca habíamos tocado.

Preboda en la universidad y alcázar de Badajoz

Primero una sesión antes de la boda recorriendo lugares especiales como la universidad de física o el alcázar de Badajoz. Ese día nos fuimos enterando de sus comienzos, aquel empujón que inició su historia de amor… ¡si sí, un empujón!. Nos fueron contando todos los entresijos de su boda y supimos con todo detalle las sorpresas que tenían preparado para su gran día.

Parecía que ya nos veríamos el día B, pero no, llegamos un día antes para tomar imágenes de una sorpresa que tenía que quedar para los restos sí o sí. Un grupo de amigos y familiares junto con Carlos se desplazaron a los bajos del balcón de Mónica, traían música, de la buena porque venían con ellos una tuna que entonó una serenata y lograron que la novia bajara. Cervezas, tapitas y unos bailes completaron un día precioso que sirvió como preámbulo a la boda.

Desde la iglesia de Santiago de Don Benito al restaurante Quinto Cecilio de Medellín

Esta vez no hubo nervios, llegó el gran día y estaban bien tranquilos, bueno, hasta que llegaron las amigas a casa de la novia, un momento especial en el que se abrieron los primeros paquetes de pañuelos. El sacerdote genial, la primera vez que entrábamos en aquella iglesia de Santiago de Don Benito y todo fueron facilidades, además, invitó a los novios a decir unas palabrillas a todos los invitados dejando otro momento para el recuerdo… ¡genial!.

Un menú de altura al igual que el restaurante, el Quinto Cecelio de Medellín, que nos ofrecía impresionantes vistas del Guadiana pasando junto el castillo romano. Pasó lo peor y tocaba disfrutar, los amigos lo sabían y estaban dispuestos a ello y con una entrada en el banquete de lo más animada, se inició una gran fiesta llena de sorpresa, detalles y como no, buenos bailes que llegarían hasta bien entrada la madrugada. Pero antes, tras el postre, la pantalla se abrió y apretamos el play de un video que a continuación compartimos, un resumen que aglutinaba todos las imágenes vividas hasta el momento y que editamos en el propio banquete.

Chicos, gracias por todo. Sois una pareja de diez y vuestra boda no podía ser menos. ¡Emprendedores en pareja al poder! jijiji… No dejad nunca de sonreir y sed muy felices, os lo merecéis, ¡ah!, ¡queremos un directo del concierto de Bisbal! 😉

 

boda-en-restaurante-quinto-cecilio-medellin boda-en-santiago-don-benito fotografo-bodas-don-benito-badajoz boda-quinto-cecilio-don-benito-medellin restaurante-quinto-cecilio-medellin

video-01boda-civil-fundador-domecq-jerez

Cuando eliges la fecha de tu boda, uno de los factores a tener en cuenta siempre es la lluvia, las fechas en invierno son mínimas en comparación con las de verano por aquello de buscar un término medio de temperatura, pero ¿y el viento?, a veces desluce más un levante de nuestra zona a la lluvia.

Las bodegas Fundador ofrece combinar espacios al aire libre así comos salón interior.

En esta ocasión, los días previos a la boda el viento alcanzó rachas de portadas de telediarios, viento que aceleró las pulsaciones y los nervios de Maricar imaginando su gran día con las mismas rachas de levante. Pero no, ese día nos respetó, no vamos a decir que desapareció por completó pero nos dejó que todo fluyera como debía y que no fuera protagonista del día B.

Multitud de salones de bodegas se ofrecen para eventos en Jerez

En uno de los patios de las bodegas Fundador Pedro Domecq, tuvo lugar una ceremonia llena de momentos emotivos, los amigos tomarían la palabra para contar los inicios de la pareja y todo las vivencias juntos. Todo esto ocurrió después de las casas, estuvimos en las dos y vivimos los preparativos con ellos. Unas palabras en forma de carta y un regalo, todo contribuía a acelerar el corazón y a entrecortar la voz.

Atravesamos la bodega para llegar al salón, que tras un menú de rechupete, la orquesta tomaría  la iniciativa para hacerles a todos bailar, jóvenes y mayores, niños y padres, tocaba celebrar el amor de Ignacio y Maricar. Chicos, gracias por todo, sois especiales y os merecéis todo lo mejor en esta nueva aventura. Esperamos que se haya quedado para siempre un trocito nipón en vuestro corazón, nos tenéis que contar, pero mientras, os hemos preparado unos minutos de vuestro gran día… ¡a recordar!. 🙂

video-02boda-civil-fundador-domecq-jerez video-03boda-civil-fundador-domecq-jerez video-04boda-civil-fundador-domecq-jerezvideo-01boda-civil-fundador-domecq-jerez

boda-sherry-golf-jerez

Tan sólo unos metros separaba la casa de uno de la del otro. En Rajamancera, una barriada rural de Jerez comenzó esta historia de amor que tuvimos el placer de recoger en imágenes en el día que se prometieron amor eterno. Cantos de pájaros y tranquilidad se respiraba en cada una de las casas horas antes del comienzo de su boda.

La iglesia de San Miguel acogió la ceremonia para, posteriormente, trasladarnos al complejo de Sherry Golf, donde nos facilitaron unos coches para movernos por todo el campo y tomar imágenes divertidas y originales sobre la alfombra de cesped.

Se puso el sol y comenzó la fiesta, llena de emotivos y divertidos momentos que sin duda, no olvidarán jamás. Hemos seleccionado imágenes y hemos realizado un resumen de su gran día, ¡disfrútenlo!.

 

boda-sherry-golf-jerez2

boda-sherry-golf-jerez2

boda-sherry-golf-jerez4

boda-sherry-golf-jerez

boda-puerto-sherry-cadiz

La Bahía de Cádiz fue protagonista en la boda de Toni y Tere, presente durante toda la jornada. De oeste a este de la ciudad, de este a oeste de la bahía, de Cádiz a el Puerto de Santa María pasando por Puerto Real, todo un lujo para nuestros sentidos. Vivir al lado del mar es todo un privilegio y qué decir si lo puedes contemplar desde tu propio sofá, me encantó aquellas vistas, tan sólo un cristal nos separaba de decenas de barquitos que se anclaban bajo el nuevo puente de la Pepa en busca de una dorada de kilo y medio.

El parador de Cádiz, lugar elegido para los previos de la boda

 Allí nos esperaba Toni, nervioso, atendía nuestras indicaciones para buscar el mejor rincón de la casa donde ataviarse, mientras que al otro lado de la ciudad, en el Hotel Parador y con vistas al atlántico, la novia se daba sus últimos retoques. Tan sólo unas horas nos separaba del momento cumbre de la ceremonia y Tere, movil en mano, confirmaba que todo estaba en su sitio.

Una ceremonia con vistas al mar en el hotel Puerto Sherry

La ceremonia no podía estar en otro lugar que no fuera junto al mar, el hotel Puerto Sherry acogía el “sí quiero” de la pareja entre veleros y amigos. Un bichito muy especial nos esperaba con los anillos, Titán, un sharpei preciosos que asistió como uno más a tan importante momento. Poco más tarde y tras una cena en la terraza con una temperatura perfecta, irrumpió un loco llamado Morera. El famoso y premiado cuartetero nos regaló mil y una de sus pamplinas sacando las carcajadas de todos los presentes.

La recta final estaría llena de música y de la buena. Un grupo ochentero hizo las delicias de todos los invitados que, copa en mano, disfrutaron de una noche inolvidable. Pareja, gracias por vuestra confianza y vuestro trato, fue un placer vivir de cerca, uno de los días más bonitos de vuestras vidas. Sed muy felices.

boda-hotel-puerto-sherry2boda-hotel-puerto-sherry1boda-hotel-puerto-sherry6boda-hotel-puerto-sherry5boda-hotel-puerto-sherry4boda-hotel-puerto-sherry3

pedida-mano-en-cine

Quería hacer algo especial, algo que Mariló no olvidara jamás. Desde que nos encargó su película de boda, veníamos fraguando la petición de matrimonio pero no tenía una idea fija, lo único que teníamos era el anillo. Poco a poco, a través de notas de audios y Whatsapps, fuimos dándole forma.

Teníamos a nuestra disposición una sala de cine. Allí llevaríamos a la inocente Mariló y le proyectaríamos un video, un falso directo. Los familiares y amigos estaban todos invitados, llegaron con antelación y se acoplaron en silencio en las últimas filas de la sala. Se apagaron las luces, de la mano llegaba la pareja, alumbrando los escalones con la luz del móvil hasta llegar a las fila 6.

Era el momento de ir por palomitas y dejarla sola ante los trailers previos al “Capitán América”, uno de los trailers no lo olvidaría jamás…