,

¿Quieres casarte conmigo? La pedida de mano de Paquito Vidal

Quería hacer algo especial, algo que Mariló no olvidara jamás. Hacía tiempo que venía fraguando la petición de matrimonio pero no tenía una idea fija, lo único que teníamos era el anillo. Poco a poco, a través de notas de audios y Whatsapps, fuimos dándole forma.

Teníamos a nuestra disposición una sala de cine. Allí llevaríamos a la inocente Mariló y le proyectaríamos un video, un falso directo. Los familiares y amigos estaban todos invitados, llegaron con antelación y se acoplaron en silencio en las últimas filas de la sala. Se apagaron las luces, de la mano llegaba la pareja, alumbrando los escalones con la luz del móvil hasta llegar a las fila 6.

Era el momento de ir por palomitas y dejarla sola ante los trailers previos al “Capitán América”, uno de los trailers, no lo olvidaría jamás…

Comentarios

Comentarios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *